Comprar Calentador de gas

Sí piensas comprar un calentador de gas, has llegado al lugar perfecto. Porque en nuestra web encontrarás los más variados modelos, las mejores marcas y formas y tamaños que se adaptan a cualquier espacio que tengas disponible para colocarlos.

También contamos con calentadores de gas tanto para interiores como para exteriores, así si el espacio con el que cuentas se encuentra fuera de la casa podrás obtener el equipo ideal que pueda soportar la intemperie, aunque en esta sección te comentaremos todo lo que necesitas saber para cuidar e instalar tu calentador de gas.

Por último queremos recalcar, que contamos con equipos de máxima calidad, que poseen hasta dos años de garantía y un sistema de filtros de búsqueda inigualable, que te permitirá conseguir la mejor opción, en muy poco tiempo y a precios inigualables, es en serio, contamos con las mejores ofertas del mercado si vas a comprar un calentador de gas barato.

¿Qué calentador de gas comprar?

En el momento de decidirte a comprar un calentador de gas económico, debes tomar en cuenta muchas variables como el tipo de combustible que utiliza, la zona de la casa donde se instalará, el consumo de agua caliente que hay en tu hogar y otras series de características. Pero no te preocupes te explicaremos cada una de ellas a continuación:

Tipo de gas o combustible:

Saber el tipo de gas que utiliza el calentador, es una característica importante sobe todo si ya contamos con una instalación de gas en casa. En realidad solo existen dos modelos de calentadores en cuanto a combustible, están los de butano/propano (Pueden utilizar los dos tipos de gas sin ningún problema) y están los de gas natural. Si en nuestro hogar ya tenemos una instalación de cualquiera de estos tipos de gas, bien sea para cocinar o por el sistema de calefacción, entonces lo más lógico es comprar el calentador que haga uso de ese mismo tipo de gas.

Por el contrario, si en tu casa no cuentas con una instalación de gas, porque todo es eléctrico. Entonces la mejor opción es comprar un calentador eléctrico, aunque te informamos de antemano que los calentadores y cocinas a gas, te ayudan ahorrar mucho dinero en cuanto a tarifa energética. Las mejores marcas para comprar un calentador de gas de máxima calidad.

  • Sistema de energía solar térmica:

Desde el año 2007, las constructoras están obligadas a colocar placas solares en las obras más recientes, por esta razón se puede dar en caso de que en tu casa cuentes con energía solar térmica para calentar el agua. Si es así, tienes que comprobar que el calentador sea compatible con este tipo de sistema, porque no todos los modelos soportan la energía solar térmica.

  • Nivel de consumo de agua caliente:

Este es el factor definitorio para muchos, porque se trata de definir la cantidad de puntos de agua caliente que podemos tener de forma simultánea. Un calentador promedio tiene la capacidad de producir de 5 a 20 litros de agua caliente por minuto, dependiendo del modelo. Pero a este número se le debe agregar la cantidad de personas que habitan la casa y el número de puntos de agua caliente existente así tenemos qué:

Puntos de agua caliente. 1 persona. 2 personas. 3 personas. 4 personas. 5 o más personas.
Cocina. 11-12 lt. 11-12 lt. 11-12 lt. 11-12 lt. 11-12 lt.
1 Baño y cocina. 11-12 lt. 11-12 lt. 14-15 lt. 14-15 lt. 14-15 lt.
1 Baño, aseo y cocina. 11-12 lt. 14-15 lt. 14-15 lt. 14-15 lt. 14-15 lt.
2  Baños, aseo y cocina. 14-15 lt. 16-17 lt. 16-17 lt. 16-17 lt. 16-17 lt.

La tabla anterior sirve de referencia para saber más o menos el número de litros que debe tener el calentador para surtir de forma eficiente tu hogar. Pero en líneas generales un calentador de 6 litros servirá para surtir un punto de agua caliente a la vez, que no superen los 25°C. En cambio uno entre 11 y 12 litros podrá soportar de igual forma un solo punto de agua caliente pero en temperaturas superiores a los 25°C. Los de 14 y 15 litros, soportan dos puntos de agua caliente a la vez pero en temperaturas por debajo de los 25°C y los de 16 a 17 litros surten hasta dos puntos de agua caliente de manera simultánea y soportan saltos térmicos mayores a los 25°C, en pocas palabras este último es el ideal si quieres surtir dos puntos de agua caliente, porque casi siempre se superara el margen térmico de los 25°C.

comprar calentador de gas

El lugar de instalación:

Este es el último factor a evaluar. Si dentro de tu vivienda no cuentas con una zona ventilada donde se puedan expulsar los gases del calentado adecuadamente, lo más recomendable es que compre uno de exterior de tipo B15 y le crees un armario los bastante amplio y ventilado, que permita protegerlo de las inclemencias climáticas y que el gas no se acumule en el interior. En cambio se cuentas con un espacio ventilado puedes elegir uno de tiro natura o de tiro forzado, el primero debe llevar una sonda que permitirá que ayudará a expulsar los gases, en cambio el de tiro forzado toma aire del exterior y expulsa los gases por medio de un ventilador. El tercer modelo es el que la ley está obligando a instalar, se trata de los calentadores de gas tipo estanco, los cuales cuentan con una cámara interior donde se produce todo el intercambio de calor y se liberan los gases. Su sistema es de tiro forzado lo que quiere decir que la sustancias nocivas serán liberadas al exterior de la vivienda gracias al sistema de ventilación de la unidad.

¿Cómo instalar un calentador de gas?

Lo primero que debes tomar en cuenta al momento de instalar un calentador de gas, es el tipo de combustible que este usará, porque cada según el tipo de suministro variara la forma de conectarlo. Del resto, todos los demás pasos son iguales sin importar el modelo, la capacidad de litros o tipo de combustible. A continuación te explicamos cada uno.

  1. Cerrar paso de agua y gas: Obviamente nos querrás que se te inunde la casa y mucho menos que la habitación se te llene de gas ocasionando en el mejor de los casos una intoxicación respiratoria. Así que lo primero y principal es evitar que cualquiera de estas dos sustancias se filtren al interior de la casa o de la cabina de tu calentador exterior.
  2. Retirar el calentador de agua viejo: Este paso solo aplica si ya tenías un calentador de gas previamente instalado. Lo que debes hacer es quitarle la carcasa exterior y retirar todas las gomitas, tornillos y alcayatas del sistema, sobre todo en el área de las tomas de agua y gas.
  3. Instalar los soportes del nuevo calentador de gas: Este es el punto donde el tipo de instalación de gas que tienes en tu casa cobra gran importancia, porque las tomas de gas natural o gas propano son rígidas y no se pueden cambiar de sitio, porque están adheridas a una red. En cambio las de gas butano y algunas de gas propano se pueden conectar a tuberías flexibles los que permite cambiar al calentador de sitio. Por eso es tan importante conocer el tipo de combustible que ya posees para comprar el modelo ideal.
  4. Por último llegó la hora de instalar el nuevo calentador: Solo deberás quitarle la carcasa exterior, tal como hiciste con el viejo, pero en esta ocasión deberás colocara tornillos, tuercas, gomitas y alcayatas y asegurarte de reforzar el área de las conexiones para evitar fugas tanto de gas como agua. Y listo, ya tendrás tu calentador listo para ponerlo en marcha.

Nota importante: Si vas a instalar un calentador exterior o en tu casa nunca se ha colocado un calentador de gas, lo más recomendable es llamar a un técnico especializado. Lo mismo aplica si no tienes las herramientas necesaria o no te sientes seguro haciendo la instalación tú mismo. Pero no te preocupes, nosotros no solo vendemos calentadores, también te los podemos instalar sin ningún problema y por un precio bastante módico. Otra de las tantas ventajas que tiene el comprar el calentador en nuestra tienda online.

Otros detalles a tener en cuenta al momento de instalar un calentador de gas en tu hogar.

Además de los pasos básicos que hemos señalado, es importante que evalúes previamente algunos requisitos básicos de este tipo de sistema de ACS o que te dejes asesorar por un técnico capacitado, te volvemos a repetir que contamos con los mejores, así que tampoco deberás buscar muy lejos. Dichos requisitos indispensables son:

  1. Verifica el espacio: Antes de comprar cualquier modelo de calentador de gas, debes conocer las dimensiones que tiene disponibles para dicho aparato. Recuerda que debes dejarle un margen de ventilación y que tenga las conexiones a la distancia adecuada, para que se adapte a tu red de gas.
  2. El sistema de evacuación: Actualmente todos deben ser tipo estanco, es decir, el proceso de gas es interno en una cámara y los residuos se expulsan al exterior por medio de un sistema de ventilación. Como es lógico suponer, todo esto conlleva la instalación de una serie de tuberías las cuales tendremos que tomar en cuenta al momento de comprar el equipo. Por eso es que te sugerimos contratar a un técnico desde el primer momento, incluso antes de salir a comprar tu nuevo calentador.
  3. El sistema de gas: Sí, volvemos a repetirlo. Es necesario que sepas de antemano cual es el tipo de sistema de gas que hay en tu casa, o en la comunidad de vecinos, para que puedas comprar el equipo adecuado para ese combustible. Actualmente casi todos los modelos sirven para la mayoría de los sistemas. Pero aun así insistimos en que los compruebes en la ficha técnica del producto.

Principales diferencias entre un calentador de gas exterior y uno interior.

diferencias entre un calentador de gas exterior y uno interior

En realidad lo que diferencia a un calentador a gas de exterior de uno de interior es una única pero importantísima característica, que es que los modelos de interior trae incorporado un sistema que en caso de acumulación de gases nocivos como CO y CO2, interrumpe el funcionamiento del aparato para así evitar los que se conoce como “muerte lenta”, que no es otra cosa que intoxicación por dióxido de carbono. Ya sabes, la típica escena de las series policiales donde una persona prende el auto en el garaje y deja los vidrios arriba para asfixiarse con los vapores del humo.

En cambio, los calentadores de exterior no traen este sistema, porque están expuestos al medio ambiente y el gas puede ser expulsado y diluido fácilmente. Lo que sí, es que los calentadores de exterior no tienen ningún revestimiento que los proteja de los cambios climáticos, así que por lo general se instalan dentro de armarios con muy buena ventilación hacia el entorno.

Así que ya sabes, para cuidar a tu familia no escatimes en dinero y compra uno de interior si realmente va a estar dentro de la casa. Ahora, comprar el mismo de interior para la parte externa no causa ninguna diferencia, pero siempre es un poco más caro.

Averías comunes en un calentador de gas.

Todo aparato tiene un tiempo estimado de vida útil, y si no los utilizamos de manera adecuada, no respetamos los consejos y parámetros del fabricante, pues ese aparato va a tender a fallar mucho antes de lo que debería. Por eso es tan importante la supervisión de un técnico al momento de instalarlo y de hacerle el mantenimiento regular que necesitan. Así es, adquirir este tipo de equipo también conlleva el conseguir el número de un técnico de confianza, y quién mejor que el técnico de la tienda donde lo compraste.

Ahora bien, ya tienes el aparato y también el número del técnico, pero ¿Cuándo deberías llamarlo? Muy fácil, cuando se te presente cualquiera de estos problemas:

Fuga de gas:

Realmente no es tan fácil de detectar, porque hay algunos gases que simplemente no tienen olor, pero si el calentador no está haciendo su trabajo de forma eficiente, es recomendable llamar al técnico y hacer que revise si existe alguna fuga, ellos cuentan con aparatos especializados que detectan el gas en el ambiente y casi siempre el problema se soluciona cambiando una pequeña membranita.

El calentado se apaga solo y no enciende:

¿Recuerdas el sistema que diferencia a un calentador exterior de uno interior?, pues este es el sistema haciendo su trabajo, lo que quiere decir que tu sistema de ventilación y expulsión de gases no está funcionando adecuadamente. Llegó la hora de hacer esa llamada.

Se apaga y enciende de forma intermitente:

Es la avería más común de este tipo de aparatos y se debe a un fallo en la electroválvula de los quemadores.

Se abre el grifo, salta la chispa, pero no enciende:

Este problema guarda relación con el gas, pero en este caso puede ser la falta del mismo, así que paso uno, comprueba que tienes gas, paso dos verifica la llave de paso del combustible, paso 3 evalúa si el chicle de la llama piloto está sucio y si todo está de maravilla, pero aun así no enciende, llama al técnico.

La llama es muy pobre y no calienta bien:

En este caso el problema es alguna de las membranas no genera suficiente presión en el sistema de gas porque tiene algún agujero o  que el regulador de la bombona ya se encuentre en malas condiciones y no inyecte presión al sistema.

Filtraciones de agua:

Se puede dar por dos cosas, la primera es que el serpentín del sistema se haya roto y se deba sustituir. Lo segundo y más típico es que la conexión de agua se haya aflojado, por lo que tendrás que volverla a apretar lo antes posible.

Atascos y taponamientos en la tubería de agua:

El agua siempre lleva con ella residuos como cal, tierra y otro conjunto de componentes que con el tiempo pueden obstruir su flujo a través de la tubería, en estos casos habrá que desarmar la tubería para limpiarla a fondo y retirar el tapón.

Normativa en España sobre las instalaciones de calentadores de gas.

En cuanto a la normativa actual en España con respecto a los calentadores de gas, pues actualmente solo puedes instalar calentadores de gas tipo estanco. Es decir, calentadores que poseen una cámara interna que es donde se produce la combustión y los gases nocivos son sacados del sistema por medio de una serie de tuberías con ayuda de un ventilador.

El gobierno prefirió este tipo de tecnología, dado que todo el aparato es alimentado por la tubería exterior, de aquí toma el oxígeno para hacer la combustión, pero también es a través de ella que expulsa los gases hacia afuera de la vivienda, disminuyendo el riesgo de intoxicación y muerte por este tipo de residuos.

Pero la ley no solo contempla a los usuarios, resulta que los fabricantes de calentadores ahora solo pueden producir modelos estancos bajo Nox, pero, ¿Qué es eso de bajo Nox? Simple, Nox es el nombre que reciben un conjunto de gases que son nocivos para la salud, principalmente se trata de óxido nítrico (NO) y al dióxido de nitrógeno (NO2), los cuales son hasta más letales y dañinos que el mismo dióxido de carbono (CO2). Un aparato bajo Nox, es un equipo que casi no produce este tipo de emisiones.

Y hasta aquí nuestra completa guía sobre calentadores de gas. La intención es ofrecerte todo el apoyo e información necesaria para que puedas realizar una compra adecuada y elegir de manera inteligente el tipo de modelo, tamaño y características que más te convienen. Nuestra intención es ponértela fácil, no solo te ofrecemos el catálogo de productos más completo que encontrarás en España, también te ofrecemos la guía y ayuda de técnicos expertos que te podrán asesorar e instalar tu equipo en todo momento. Para que así puedas disfrutar de una buena ducha de agua caliente cada vez que lo desees.

Recuerda, todos los equipos que vendemos cuentan con una garantía de 2 años, nuestros recios son insuperables y la variedad de nuestro stock no tiene comparación. Así que no lo dudes más y utiliza todos los filtros que ponemos a tu disposición, que te aseguramos un producto de alta calidad a la medida de tu presupuesto. Pero siempre ten presente los factores claves al momento de comprar un calentador de gas. Primero el sistema de gas que ya posees, segundo el espacio dónde lo instalarás y tercero el nivel de consumo que necesitas tú y tu familia. Si ya tienes claro estos puntos entonces tu experiencia de compra será de 5 estrellas, porque te habrás quitado muchos dolores de cabeza posteriores. Y si aún no te encuentras muy claro sobre estas características, ponte en contacto con nosotros, te asesoraremos y ayudaremos a encontrar el equipo ideal para ti, dalo por hecho.