Comprar centro de planchado

Comprar un centro de Planchado representa una de las mejores ideas si requieres planchar varias prendas de vestir. Además facilita esta actividad que muchas veces resulta bastante engorrosa y difícil en el hogar.

Comprar Centro de Planchado

Es por ello que en nuestra tienda online te ofrecemos una gran variedad de centros de planchado para que selecciones aquel que más se adapta a tus necesidades y hábitos de uso. Además, contamos con grandes ofertas, las mejores marcas y precios sin competencia.

Con nosotros podrás comprar tu centro de planchado favorito con el respaldo de dos años de garantía para el aparato, pues vendemos equipos de excelente calidad.

 ¿Qué centro de planchado comprar?

Cuando nos decidimos a comprar un centro de planchado que nos permita eliminar por completo las arrugas de las prendas de vestir solemos buscar calidad, eficacia y buenos precios. Sin embargo, es necesario considerar otros aspectos importantes como:

Nivel de presión

Este es el nivel de presión con el que sale el vapor de agua del aparato. Por lo general viene expresado en bares. Cuanta más fuerza de vapor haya mejores serán los resultados que obtengamos.

En el mercado actual podemos comprar un centro de planchado con los valores  dos y los cinco bares.

Suela o placa de la base

Se refiere a una de las piezas más importantes y delicadas que tienen los centros de vapor, por lo que requiere una atención más detallada. Suelen estar fabricadas en cerámica, acero inoxidable, aluminio o paladio.

En este caso, lo más aconsejable comprar un centro de planchado con suelas de acero inoxidable o cerámica. Por lo general su costo es más alto, pero es una inversión positiva gracias a que poseen alta resistencia, por lo que son más duraderas y resultan fáciles de limpiar. Incluso no permiten que la ropa se pegue a la superficie.

Potencia

En este tipo de electrodomésticos, la potencia hace referencia al mecanismo a través del cual se ablandan los tejidos de las prendas de vestir que se planchan, a fin de ablandarlos y hacer las piezas más manejables.

La potencia, como en los demás equipos para el hogar, se mide en vatios, por lo que a mayor cantidad de ellos mejor se ablandará la ropa, en especial aquella que suele ser de fibras muy duras.

Capacidad del depósito

El depósito de agua que tienen estos artefactos se utiliza constantemente mientras se planchan las prendas. Se refiere a un recipiente ubicado en el interior del centro de planchado, desde el que el líquido se transforma en vapor.

Cuanto más grande sea el depósito del agua más rendimiento obtendrás, en vista de que no necesitas llenarlo con frecuencia.

Chorro del vapor

El chorro con el que sale el vapor de estos aparatos es uno de los factores que determina su rendimiento. Es mejor elegir aquel de chorro continuo, pues de esa forma el vapor se acopla bien a los diferentes tipos de tejidos que poseen las telas, lo que se convierte en más eficacia.

Puedes también seleccionar un centro de planchado con golpe de vapor, que es un mecanismo muy efectivo para quitar las arrugas más pronunciadas y difíciles.

Tiempo de calentamiento

El centro de planchado es un elemento muy importante y en consecuencia se debe saber cuánto tarda en calentarse. Cuanta más potencia tenga, más rápido llevará a cabo este proceso. Siempre es más recomendable elegir aquel equipo que tarda menos en calentarse, pues nos permite empezar antes el planchado.

Autonomía

Se refiere al tiempo en el que funciona el centro de planchado, aun cuando se ha agotado el vapor y el agua, lo que nos permite continuar con el proceso de una manera más fluida.

La autonomía de estos equipos puede ser limitada, que es aquella que requiere dejarlos enfriar, una vez que se acaba el agua y el vapor, para poder utilizarlos de nuevo; mientras que la ilimitada no necesita del proceso de enfriamiento, pues puede usarse de manera continua y sin perder tiempo.

Ya sabes que para comprar un centro de planchado adecuado a tus necesidades es importante tomar en cuenta todos estos aspectos importantes, de los que dependerá el rendimiento que el equipo te proporcionará a la hora de dejar tus prendas tan lisas como lo deseas.

Las mejores opciones de centro de planchado

Entre los modelos de centro de planchado más eficaces y de excelente calidad que encontramos en el mercado actual, las que más destacan son:

Rowenta Silence Steam: una combinación de potencia y silencio

Este es uno de los centros de planchado que tiene un nivel de presión de vapor bastante alto, pues es de 6,5 Bares. Además, su autonomía es ilimitada, por lo que nos brinda la oportunidad de darle un uso bastante prolongado.

Viene con un sistema de golpe de vapor calculado en 420 gramos por minuto y una suela de Microsteam Laser. Es bastante silencioso, en vista de que lleva a cabo el proceso de conversión del agua en vapor de una forma muy sutil, por lo que no genera ruidos molestos. Esto la convierte en la favorita de muchos usuarios.

La suela del Rowenta Silence Steam posee 400 orificios en total, a través de los que lleva a cabo el proceso de distribución del vapor sobre las prendas de una forma bastante precisa.

La plancha está fabricada en acero inoxidable, lo que nos garantiza un tiempo de vida útil bastante extensa y una gran resistencia. Tiene una pinta perfilada, con la que nos facilita el acceso a zonas de las prendas difíciles de llegar.

Philips Optimal Temp: Expresión de tecnología y calidad

Es otro centro cuyo nivel de presión es bastante alto, pues funciona con 6,7 Bares. Al igual que el modelo anterior su autonomía es ilimitada, mientras que su sistema de golpe de vapor es de 450 g. Se calienta bastante rápido y puede apagarse de forma automática.

La placa del Philips Optimal Temp es Tionic Glide y posee un mecanismo bastante avanzado: el Optimal Temp, con el que tenemos la posibilidad de planchar cualquier tipo de material o tejido, incluyendo los más duros como los de los vaqueros.

También nos permite planchar piezas fabricadas en materiales sintéticos, por medio de una sola configuración de su nivel de temperatura.

Rowenta Perfect Steam: Sinónimo de perfección al planchar

Consiste en un centro de planchado menos potente que los modelos anteriores, pero igual de eficaz. Trabaja con cinco bares de presión de vapor y su autonomía es ilimitada. Proporciona un vapor permanente de 120g por minuto, con el que podemos alisar telas gruesas y duras.

Tiene una función Eco, con el que realiza un ahorro de energía eléctrica equivalente a un 20% aproximadamente, brindándonos resultados bastante buenos y con mayor eficiencia energética, que se traduce finalmente en un ahorro de dinero.

Asimismo, cuenta con una función anti cal, que evita que ésta traspase a las prendas. Una de sus grandes ventajas es que tiene la capacidad para calentarse en un máximo de dos minutos, lo que hace más fácil y rápido el inicio del planchado.

Ufesa Pl1410: La plancha que funciona con una caldera

Posee una plancha que trabaja por medio de una caldera, cuya potencia es de 2200 vatios y tres bares de presión de vapor, el cual se distribuye de forma constante.

La placa de la plancha Ufesa Pl1410 está elaborada en aluminio. Viene equipada con un recipiente para el agua, la cual debes verter posteriormente en la base para que se lleve a cabo la producción del vapor con el que planchas. Esto ayuda a realzar los resultados de la eliminación de arrugas en las prendas.

La base de este centro de planchado tiene la capacidad de girar en unos 360 grados, lo que representa una mayor comodidad a la hora de manipularlo. Además, posee un medidor del agua, con el que podemos identificar el momento en que ésta ha disminuido mucho o nos hemos excedido en la cantidad que vertimos.

Dicho medidor es ideal para llevar un buen control de la producción del vapor. Una de sus grandes ventajas es que su precio es bastante asequible.

¿Qué es un centro de planchado?

Al comprar un centro de planchado que también es conocido como estación de vapor, obtienes un  electrodoméstico integral.  Con este dispositivo  podemos eliminar las arrugas de las prendas de vestir de una forma bastante efectiva, en comparación con los mecanismos convencionales.

Por lo general están conformados por un calderín ensamblado, una plancha de funcionamiento a vapor y un recipiente o depósito para el agua.

Como tiene un depósito para el agua aparte de la plancha, ésta es mucho más liviana, por lo que el proceso de planchado es mucho más sencillo, al facilitar su manipulación.

Estos aparatos funcionan por medio de su conexión a una toma de energía eléctrica y sus potencias y capacidades pueden variar en función del modelo, el tipo y la marca del centro de planchado.

Son equipos que presentan un tamaño superior a las planchas convencionales, por lo que ocupan un espacio mayor. Además, también suelen tardar un poco más de tiempo en calentarse pero su efectividad es más elevada.

¿Cómo usar un Centro de Planchado?

El proceso para usar un centro de planchado resulta bastante sencillo e intuitivo, por lo que no necesitamos ser expertos en la materia para aprovechar al máximo todas las ventajas que nos ofrecen.

Antes de conectar el aparato a la toma de corriente, es necesario retirar la plancha y la base para desmontar el recipiente del agua y llenarlo hasta la medida que indica el contenedor.

Una vez que se ha llenado el depósito se arman de nuevo las piezas del centro de planchado, colocando sobre la mesa para planchar el tanque y encima de éste la plancha.

Conecta el aparato a la fuente de energía eléctrica, luego espera los minutos que sean necesarios para que el artefacto aumente su temperatura hasta el nivel adecuado (por lo general no exceden los tres minutos, pero esto depende del modelo y versión del centro de planchado).

Cuando ha calentado lo suficiente, puedes comenzar a planchar las prendas, evitando estirar de forma brusca la plancha para no averiar su cable. Activa las salidas del vapor oprimiendo el botón para ello, aunque esta función puede variar, dependiendo del modelo de centro de planchado.

Si el electrodoméstico cuenta con un regulador de temperatura, colócalo al nivel que deseas, dependiendo del tipo de prenda a planchar. De lo contrario, evita pegar directamente la plancha a la tela para evitar un posible daño en sus tejidos.

Lo más recomendable es revisar constantemente el nivel de agua existente en el recipiente. En caso de que ésta se acabe antes de culminar el planchado de las prendas, es necesario recargar el depósito e iniciar nuevamente el proceso.

Tipos de centros de planchado

En el mercado actual puedes comprar un centro de planchado de acuerdo a la forma como se lleva a cabo el proceso de eliminación de arrugas de la ropa. También, por  su potencia, tamaño, entre otros factores.

Centro de planchado vertical

Son los centros de planchado para uso doméstico más prácticos que existen en el mercado, en vista de que permiten quitar las arrugas de la ropa mientras está aún colgada en el perchero. Es decir, no exigen la extensión de las prendas sobre una superficie.

Cuentan con mecanismos que hacen que el planchado se haga con comodidad, pues elimina las arrugas con solo una pasada. Además, el almacenamiento de estos equipos es más sencillo, en vista de que su tamaño es bastante pequeño.

Centro de planchado profesional

Se refiere a los aparatos para planchar diseñados especialmente para un uso profesional. Suelen ser un poco más costosos que los domésticos, aunque podemos comprarlos para el hogar, dependiendo de nuestras necesidades al respecto.

Son implementos idóneos para compañías dedicadas al planchado y servicio de prendas de vestir. La gran ventaja es que se encuentran con diferentes potencias y capacidades, por lo que puedes elegir aquel más adecuado a tu empresa.

Centro de planchado industrial

En este grupo se encuentran los centros de planchado destinados al uso netamente industrial. Son de gran tamaño, mientras sus potencias y capacidades son bastante elevadas, por lo que proporcionan resultados demasiado efectivos.

La autonomía de estos equipos es muy extensa, por lo que su operatividad es efectiva. La vida útil de estos aparatos es muy larga y permiten planchar una gran cantidad de piezas en poco tiempo.

Son las que se usan generalmente en los grandes centros empresariales de planchado y lavanderías, pues con ellos es posible quitar todas las arrugas de la ropa y la lencería. Incluso algunos modelos desinfectan los tejidos por donde se pasa la plancha.

Ventajas de usar un centro de planchado

Utilizar un aparato integral para planchar las prendas de vestir es una de las mejores decisiones que podemos tomar, en especial si tenemos una familia grande y debemos planchar la ropa de todos.

Entre las ventajas que nos proporciona contar con este electrodoméstico en casa, las que más destacan son:

Menos esfuerzo y mejores resultados

Si estos equipos poseen un sistema de golpe de vapor ayudan a eliminar la rigidez de los tejidos de la ropa, lo que nos facilita su manipulación para obtener un resultado idóneo.

De igual forma, aquellas planchas que poseen una suela o placa de buena calidad suelen alisar rápidamente las telas en el menor tiempo posible y sin necesidad de pasar varias veces el aparato por el mismo lugar.

Para todo tipo de prendas

Otra gran ventaja que poseen estos aparatos es el hecho de que nos permite planchar cualquier tipo de ropa, desde los tejidos más frágiles y blandos hasta los más gruesos y duros, siempre que cuenten con un sistema de regulación de temperatura.

Potencia

Como los centros de planchado poseen tanto el depósito de agua como un calderín aparte, lo que ayuda a la incorporación de dispositivos que tienen una potencia superior, en comparación con las planchas convencionales.

Comodidad

En vista de que en el interior de la plancha no se encuentra ni el calderín ni el recipiente para el agua, ésta suele ser mucho más liviana, situación que se traduce en una mayor comodidad a la hora de manipular este electrodoméstico, en especial a la hora de llegar a zonas de difícil acceso.

Golpe de vapor

La mayoría de los centros de planchado existentes hoy en día en el mercado poseen un mecanismo que permite la expulsión del vapor de forma directa y a una gran presión, lo que facilita el alisamiento de las telas, gracias a que ablanda bastante todos los tejidos.

El golpe de vapor también ayuda a eliminar microorganismos como bacterias de la ropa, por lo que nos garantiza una mayor higiene de las prendas.

Ahorro de tiempo

En vista de que estos equipos son más potentes que las planchas tradicionales suelen hacer el proceso mucho más rápido, por lo que al utilizarlas ahorramos bastante tiempo, en especial cuando se planchan bastantes prendas.

No se acumula la cal

Todos estos aparatos poseen mecanismos de protección que evitan la acumulación de la cal en su interior, que es un problema muy común en las planchas convencionales. En este sentido, el tiempo de vida útil del equipo, se alarga.

Menos consumo de agua y energía eléctrica

En vista de que estos electrodomésticos poseen sistemas a través de los cuales optimizan el proceso de producción y disipación del vapor, suelen ayudarnos a ahorrar agua hasta en un 50% en comparación con las planchas tradicionales.

Además, muchos de ellos poseen mecanismos que le permiten funcionar de forma adecuada haciendo un consumo mínimo de energía eléctrica que oscila entre un 25% y 30%. Esto se traduce en un ahorro de dinero a la hora de pagar la factura mensual correspondiente a la electricidad.

Adiós bacterias

Como los centros de planchado combinan potencia con emanación constante de vapor suelen funcionar como potentes eliminadores de bacterias y otros microorganismos de las prendas de vestir, garantizando así una higiene ideal, en especial cuando se emplean en ropa de bebés.

Mayor seguridad

Uno de los aspectos que más destacan de estos artefactos es el hecho de que nos permiten manipular la plancha con mayor seguridad, en vista de que cuenta con una base en la que se ubica, evitando así que pueda caerse y ocasionarnos algún daño.

Quita todo tipo de arrugas

Algunas arrugas pueden resultar muy difíciles de quitar, en especial en los tejidos más gruesos y duros. Con estos aparatos podemos alisar cualquier tipo de prenda para eliminar hasta las arrugas más profundas, gracias a su mecanismo de inyección de vapor constante.

Precio de un centro de planchado

El costo que tienen los centros de planchado suele ser diferente. Este depende de una serie de factores como su capacidad de depósito,  potencia,  marca, el tipo de aparato, las funciones que tiene incorporadas. Igualmente,  la cantidad de complementos o accesorios con los que viene, entre otros.

Los  precios que tienen estos equipos pueden oscilar desde los 70 euros, si los  aparatos son básicos, que están  fabricados en aluminio o sin calderín. Mientras que los de 270 euros, son centros de planchado que tienen  una excelente calidad  y tecnología de punta.

Cuando hablamos de centros de planchado industriales  suelen tener un tamaño, capacidad y potencia superiores, por lo que su costo puede alcanzar unos 400 euros. Incluso hay equipos más caros, pues tienen  funciones muy avanzadas.

Entre las marcas de centros de planchado que más reconocimiento tienen  por su eficiencia son  Tefal y la Polti. Estas tienen   la mejor relación entre calidad y precio.

También Philips, Rowenta y Bosch han sacado al mercado centros de planchado muy eficientes y con tecnología de punta. Además, sus precios son bastante competitivos.

Nosotros, como tienda virtual, te ofrecemos el centro de planchado barato más completo del mercado. Solo tienes que navegar por nuestra página para encontrar aquel modelo o marca que más se ajusta a tus condiciones.