Comprar fondue

Comprar un fondue representa una de las mejores ideas para quienes son amantes de la cocina. Esta herramienta ofrece la preparación de platillos exquisitos, con presentaciones diferentes y originales.

Comprar Fondue

El fondue, es un elemento diseñado especialmente para derretir quesos y otros comestibles salados, así como chocolates durante la preparación de postres deliciosos.

En nuestra tienda online tenemos una gran diversidad de ollas para fondue, de las mejores marcas, a precios bastante asequibles y con ofertas sin competencia. Ofrecemos dos años de garantía en cada uno de nuestros productos, pues confiamos en la buena calidad que ofrecen sus fabricantes.

¿Qué fondue comprar?

La olla para fondue es un utensilio ideal para las personas que disfrutan cocinar y compartir con sus amigos o invitados al mismo tiempo, en vista de que permite disfrutar olores y sabores dulces o salados de una forma muy original.

Sin embargo, antes de decidirse a comprar un fondue, es importante considerar una serie de aspectos importantes, entre los que destacan los siguientes:

Tipo de recetas

Dependiendo del tipo de platillos que se desea preparar será la decisión que se tome de comprar uno u otro modelo de fondue, pues se encuentran para fundir chocolate, quesos, carne, entre otros alimentos.

Sin embargo, también existen aparatos que funcionan para derretir cualquier tipo de comestible, por lo que recomendamos adquirir uno de estos, los cuales no proporcionan limitaciones.

Mecanismos de protección

Aun cuando el fondue es un utensilio que no produce muchos riesgos, siempre es recomendable elegir uno que proporcione la mayor seguridad al usuario.

Es por ello que los más adecuados son aquellos que tienen mecanismos de protección contra las salpicaduras, contra el sobrecalentamiento, así como patitas que eviten su deslizamiento.

Capacidad de la olla

Como ocurre en casi todos los elementos de cocina, la capacidad de la olla de fondue resulta muy importante y debe elegirse de acuerdo a la cantidad de personas para las que se cocinará.

Lo más aconsejable es optar por una de tamaño pequeño si es para un máximo de cuatro personas. Mientras que los grandes suelen tener una capacidad apta para ocho aproximadamente.

Combustible

La manera tradicional con la que se calienta una olla de fondue es utilizando una llama directa que proviene de una vela o un mechero que se ubica debajo del recipiente. Sin embargo, existen modelos que resultan mucho más cómodos y fáciles de utilizar, en vista de que funcionan por medio de la electricidad.

Por tanto, la decisión de adquirir un tipo de combustible u otro depende directamente de las preferencias del usuario y la frecuencia con la que utilizará el aparato.

Material de la olla

Todas las ollas para fondue están fabricadas con materiales metálicos. Entre ellos el mejor es el acero inoxidable, en vista de que posee una gran resistencia, no se raya con facilidad y le proporciona un tiempo de vida útil muy extenso al aparato.

Además, este material favorece el funcionamiento del fondue porque permite la distribución regular y estable del calor, por lo que la cocción se hace de manera adecuada.

Regulador de temperatura

En caso de comprar una fondue eléctrica es mejor que cuente con un termostato o regulador de temperatura, en vista de que todos los alimentos se funden a una temperatura específica. Por ejemplo, un chocolate no se funde a la misma temperatura que un queso.

Precio

Este es uno de los aspectos más importantes que deben tomarse en cuenta antes de comprar un aparato como el fondue, pues es importante adquirir uno que se adapte al presupuesto disponible.

Dependiendo del tipo de olla que se esté buscando, así como el combustible que utiliza, puede optarse por un equipo económico o todo terreno (este último suele superar los 100 euros.

¿Qué es una fondue?

Una fondue se refiere a una olla diseñada especialmente para derretir o fundir alimentos blandos como los quesos, el chocolate, el caramelo, entre otros.

La palabra fondue hace referencia a un plato típico de Suiza, el cual se originó como consecuencia de la necesidad de preparar alimentos calientes, nutritivos y ricos en calorías para afrontar el frío en condiciones de aislamiento provocadas por las fuertes nevadas.

En vista de que en este país se producía tanto queso, se originó la idea de crear un utensilio que permitiera mantenerlo fundido para degustarlo caliente y con una textura casi líquida.

Dicho aparato consta de un caquelón u olla y un hornillo o réchaud, cuya llama es regulable, aunque actualmente existen varias fondues que usan diferentes tipos de fuentes para calentarse, como la electricidad por ejemplo.

Por tanto, una fondue tradicional se refiere específicamente a una salsa de queso fundido en la que se introducen pequeños dados de pan duro, utilizando para ello unos pinchos o tenedores largos.

La mezcla de la fondue se compone de varios quesos suizos, ajo, vino y un poco de almidón. Según la zona en la que se prepara la receta puede variar en cuanto a los tipos de quesos que se usan, así como los condimentos con los que se acompañan.

Tipos de fondue

En el mercado actual, existen diversos tipos de ollas diseñadas para preparar fondue, las cuales se diferencian por la fuente de calor que utilizan. Entre las que  más se destacan están las siguientes:

Fondue de mechero de alcohol

Son las ollas que se mantienen calientes utilizando para ello mecheros de alcohol, los cuales se encuentran envasados por juegos y aportan un calor adecuado para fondue de queso y carne, mas no son aptas para las salsas de chocolate por ser muy potentes.

Fondue de paquetes de gel

Se refiere a un tipo de gel que contiene una sustancia compuesta por alcohol gelatinizado, el cual funciona como combustible para la fondue, resultado ideal para fundir quesos y carnes solamente.

Fondue de butano

Este modelo de olla funciona con una fuente de calor regulable como el butano. Posee un quemador especial con el que se puede fundir alimentos salados y dulces. Los  niveles de temperatura se pueden controlar para elaborar cualquier tipo de alimento. Son las más costosas del mercado.

Fondue de velas

En este grupo se encuentran las ollas de fondue que mantiene el calor utilizando para ello una vela que se ubica en su parte de abajo. Son idóneas para derretir el chocolate, manteniéndolo caliente sin riesgo de que pueda quemarse.

Fondue eléctrica

Es la olla que cuenta con una resistencia que se calienta para mantener derretidos los alimentos durante un tiempo determinado. Poseen un termostato con el que se regula la temperatura, lo que los hace idóneos para utilizar con comestibles salados y dulces.

¿Cómo limpiar una fondue?

A la hora de limpiar una fondue es necesario utilizar detergente para lavar vajillas, así como un cepillo de cerdas suaves. Evita  usar jabón para lavar los platos, porque vienen con enzimas que pueden descomponer los alimentos, cuando llega  a altas temperaturas.

Para limpiar esta olla o cacerola, es necesario seguir estos pasos:

  • Dejar enfriar el recipiente, extraer de su interior la mayor cantidad de residuos de comida posible, empleando una espátula para eso.
  • Llena la olla de agua hasta donde estén los residuos de comida, colócala en la hornilla y la tapas. Deja calentar el agua a unos 80 o 90 grados centígrados y añade una cucharadita de detergente lavavajillas y revolver la mezcla.
  • Retira la olla del fuego y apaga la hornilla. Tapa de nuevo la olla con la mezcla y la dejas reposar durante unos 10 minutos.
  • Posteriormente, es necesario vaciar un poco de la olla y observar si los restos de alimento se han desprendido. En caso de que todavía quede un poco, es necesario frotar el interior con el cepillo, agua y detergente.
  • No utilices esponjas de metal o duras que puedan ocasionar rayas en la superficie de la cacerola.
  • Por último, enjuaga la olla con agua limpia y elimina por completo los restos de jabón que hayan quedado.
  • Deja secar las piezas o si lo deseas pasa un paño limpio y seco por toda la superficie.

¿Cómo usar una fondue?

Utilizar una olla para fondue es un proceso bastante sencillo, en vista de que basta con hacer lo siguiente:

  • Si es de quemador, llena la base de éste con el combustible en las medidas recomendadas por la empresa fabricante.
  • Ubica en la parte superior de la base de la olla la tapa del quemador. Luego muévelo hacia el recipiente, ajústalo con firmeza en su soporte para retirar  la tapa.
  • Enciende el combustible usando un cerillo que debes introducir por el agujero que tiene en el centro la tapa del quemador.
  • Si quieres aumentar o reducir la llama debes mover el mango ubicado en la base del quemador y disfruta la fondue.
  • Una vez que terminas, apaga la llama tapando el recipiente del combustible.

Todo este procedimiento es bastante sencillo y no exige conocimientos previos para ejecutarlo.