Comprar freidora eléctrica

Comprar una freidora eléctrica  tanto a escala doméstica como industrial resulta una excelente opción si buscas acelerar los procesos de preparación de alimentos, lo cual permitirá ahorrar tiempo y dinero.

Lo mejor que tienen estos electrodomésticos es su  versatilidad, debido a que ayudan  a cocinar platillos mucho más saludables sin riesgo de quemaduras o accidentes provocados por el aceite caliente.

Precisamente porque conocemos las ventajas que tiene un equipo como este, es que en nuestra página web hemos puesto a tu disposición diferentes modelos. Así podrás comprar una freidora eléctrica que  se adapte a tus condiciones y necesidades.

Comprar freidora

Nuestra tienda virtual tiene las mejores marcas de equipos eléctricos. Por esta razón, comprar una freidora eléctrica resultará sencillo debido a que ofrecemos una garantía de dos años para cada modelo. También, ofrecemos grandes ofertas a precios que no tienen competencia.

¿Qué freidora comprar?

A continuación, te enseñaremos las características que tienen los mejores electrodomésticos para freír que existen en el mercado actual.

Princess 182020 Digital Aerofryer XL

Esta es una freidora es uno de los artefactos que nos permite preparar cualquier tipo de fritura tradicional, sin necesidad de utilizar aceite, por lo que nos ayuda a disfrutar exquisitos platillos de una forma más sana.

Cuenta con un diseño ideal, pues tiene dimensiones bastante favorables, al poseer como medidas 38,6 centímetros de ancho por 34,6 centímetros de profundidad y 32,4 centímetros de alta, mientras que su peso es de unos cinco kilogramos en total.

Posee una pantalla LCD y un temporizador digital, los cuales facilitan el manejo del aparato. En su base tiene antideslizantes, por lo que no se mueve con facilidad mientras la utilizamos.

La capacidad de este artefacto es de 3.2 litros, por lo que permite preparar alimentos hasta para cinco personas, como es el caso de las patatas fritas, sin necesidad de emplear aceite para ello.

Philips HD9220/20

Es otra opción que puedes escoger al momento que decidas comprar una freidora eléctrica para freír alimentos sin utilizar aceite, gracias a su sistema de circulación de aire interno, el cual facilita la cocción adecuada sin emitir vapores u olores indeseados en la cocina.

Tiene una bandeja a la que puede agregarse hasta 800 gramos de alimentos y cuenta con un temporizador que nos permite conocer el estado de cocción de ellos para evitar sobrepasarse.

Viene con  un diseño y dimensiones que la hacen perfecta para cocinas pequeñas. Además, puede limpiarse en el lavavajillas, por lo que su proceso de aseo es bastante sencillo.

Puede programarse para que lleve a cabo la cocción de los alimentos de acuerdo con su naturaleza, por lo que cocina con una excelente precisión en lo que a temperatura y temperatura se refiere.

Este artefacto viene con un libro de recetas en el que nos dan algunas ideas acerca de todo lo que se puede cocinar en su interior, acompañado por consejos para manejar adecuadamente el equipo.

Duronic AF1 /BK

Comprar una freidora eléctrica  de la marca Duronic AF1/BK resulta ideal para cocinar diversos tipos de alimentos, los cuales quedan crujientes tal cual como si se hubiesen freído en aceite. Al igual que el modelo anterior, cuenta con un mecanismo de aire caliente, el cual circula en su interior para cocinar bien los alimentos.

Puede utilizarse para asar, freír, hornear o preparar comida a la parrilla. Cuenta con una capacidad de 2.2 litros, por lo que su tamaño es bastante compacto, lo que la convierte en un artefacto idóneo para tener en una cocina pequeña.

Durante su funcionamiento permanece tapado, por lo que evita desagradables salpicaduras. Tanto el tazón como la cesta pueden limpiarse en el lavavajillas, por lo que su aseo es bastante sencillo.

Como los modelos anteriores, el sistema de cocción se realiza por medio de la circulación constante de aire caliente en el interior, cuya temperatura es regulable 8desde 80 a 200 grados centígrados), por lo que exige el uso de una cantidad mínima de aceite, el cual no salpica gracias al hermetismo de su diseño.

Russell Hobbs 20810-56

Este equipo para freír comidas sin usar aceite tiene una capacidad de cocinar hasta dos litros de alimentos en un lapso de 60 minutos como máximo, dejándolos con el sabor y la textura que más nos agrada, si necesidad de estar pendiente de ella.

Cuenta con un diseño compacto y un sistema que evita la emanación de olores o la producción de salpicaduras desagradables. Sirve para freír alimentos para unas cuatro personas aproximadamente.

Viene con una doble cesta que facilita la cocción de dos tipos de alimentos al mismo tiempo. Dicho elemento puede ingresarse en el lavavajillas para su respectiva limpieza.

Como complemento trae un recetario de platillos en el que nos indican la forma de usar la freidora en lo que a modos de preparación y tiempos se refiere.

Taurus Professional 2

Este es uno de los modelos más compactos y económicos de electrodomésticos para freír que encontramos en el mercado. Funciona con una potencia de 1700W, que facilitan la cocción de los alimentos de forma homogénea y rápida.

Las piezas que pueden extraerse de este aparato pueden limpiarse muy bien colocándolas dentro del lavavajillas, por lo que el aseo es algo bastante sencillo y fácil.

Viene con un termostato con indicadores que nos demuestran la temperatura más adecuada para la preparación de diferentes tipos de alimentos, con el fin de que queden perfectos en lo que a textura y nivel de cocción se refiere.

Cuenta con un tamaño bastante pequeño, con una capacidad de 800 gramos,  por lo que es idónea para utilizar en cualquier cocina. Está fabricada con acero inoxidable, por lo que es bastante duradera y resistente.

Es bastante segura, gracias a que posee un sistema que desconecta o apaga el equipo una vez que detecta un período de inactividad, evitando así posibles accidentes.

El único punto desfavorable que detectamos en este aparato es que no trae una tapa que facilite su cierre hermético, por lo que puede provocar salpicaduras de grasa o aceite en la cocina.

Clatronic FR 3195 Freidora

Es el aparato más potente de esta lista. Y es que funciona con una potencia de 2000W. Además, su capacidad es de cuatro litros de aceite, lo que nos permite cocinar alimentos para unas cinco o seis personas aproximadamente.

Cuenta con tres cestas: una grande para cocinar bastante cantidad de un solo alimentos y dos tradicionales, con las que se puede hacer la cocción de dos tipos de comidas de forma simultánea.

Viene con un sistema de resistencia sumergida en el aceite, por lo que alcanza una gran temperatura en poco tiempo (5 minutos aproximadamente), mientras alarga la vida de dicho líquido. Además, evita la mezcla y filtración de sabores.

Al igual que todos los modelos anteriores, sus piezas pueden desmontarse con facilidad, lo que permite limpiarla de manera sencilla y rápida. Posee dos bandejas que permiten freír dos tipos de alimentos a la vez.

Tefal Actifry YV960120

Este modelo de freidora es 2 en 1, en vista de que funciona por medio de un sistema que facilita la preparación de dos tipos de alimentos, cuyo peso puede alcanzar el kilogramo, usando solo una cucharada de aceite.

Funciona con una potencia de 1550W y viene con un recetario como complemento, en el que nos proporcionan varias ideas para la preparación de platillos deliciosos.

Cuenta con una tapa de cristal bastante atractiva, a través de la que podemos observar cómo se lleva a cabo el proceso de cocción sin sufrir salpicaduras de grasa o aceite en la cocina. El plato de cocción facilita la preparación de piezas completas de pollo, carne o pescado.

Una de sus grandes novedades es que su interior cuenta con dos compartimientos, uno en el que se colocan alimentos livianos y el otro para los más pesados. Por ello, es posible cocinar hasta 1,2 kilogramos a un mismo tiempo, utilizando una cantidad mínima de aceite.

Sus piezas pueden introducirse sin problema dentro del lavavajillas, por lo que la limpieza es muy fácil.

Tipos de freidora eléctrica

En nuestra tienda online te contamos que antes de decidirte a comprar una freidora eléctrica para uso doméstico es importante que conozcas los tipos de este electrodoméstico que existen en el mercado, por lo que te mostraremos sus características.

Freidoras de agua y aceite

Son aparatos que vienen con una resistencia en forma de ruleta incorporada, la cual ejerce la función de bajar o subir la red donde está la rejilla donde se ubican los alimentos, lo que nos permite regular la cantidad de aceite que éstos necesitan para freírse adecuadamente.

Como también utiliza agua, funciona con un mecanismo de vapor que permite que los alimentos alcancen una cocción perfecta en su interior, al tiempo que adquieren una textura crujiente en su parte externa.

Para garantizar su adecuado funcionamiento debe utilizarse una porción de aceite y otra de agua, a fin de garantizar que los residuos propios de las frituras caigan en la parte inferior del aparato, evitando así que se mezclen los sabores.

Freidoras eléctricas con aceite

Si decides comprar una freidora eléctrica toma en consideración que estos modelos funcionan con una  o varias resistencias. Alcanzan una gran temperatura gracias a la energía eléctrica a la que se conectan y así calientan el aceite rápidamente. Es bastante habitual encontrarlas en las viviendas españolas.

La mayoría de este tipo de dispositivos viene con un termostato incorporado, el cual indica el nivel de temperatura al que llega el aceite. Esto las convierte en las mejores freidoras para las personas amantes de las frituras perfectas, tomando en cuenta que la temperatura es estable.

El consumo de energía eléctrica que producen estos aparatos es bastante bajo, en comparación con otro tipo de freidoras. Suelen tener un tamaño compacto, por lo que facilitan el ahorro del aceite, el cual se calienta rápidamente.

Freidoras sin aceite

Estos son los equipos para freír que poseen un mecanismo de cocción que funciona por medio de la circulación de aire, el cual sale a gran temperatura y se distribuye de forma homogénea en el interior, garantizando la adecuada cocción de los alimentos por dentro y su textura crujiente por fuera.

Por consiguiente,  comprar una freidora eléctrica  representa obtener en un solo aparato la  fusión entre un horno y una freidora común. Su diferencia radica en que no utilizan aceite o lo usan en una dosis muy baja (una cucharadita), por lo que garantizan la preparación de platillos mucho más saludables.

Este tipo de freidora es muy común hoy en día, precisamente gracias a que proporcionan una alternativa bastante saludable para degustar los alimentos favoritos de muchos niños y adultos, tal como las patatas y el pollo frito.

¿Cuál es el mejor aceite para la freidora?

Hoy en día, en el mercado conseguimos una buena variedad de aceites diseñados especialmente para freír. ¿Cuál es el mejor de ellos? Eso lo podrás decidir una vez que conozcas sus características.

Aceite de girasol

Es un aceite idóneo para usar tanto en la cocina doméstica como en la profesional, en vista de que tiene la capacidad para soportar altas temperaturas, mientras que su aporte de sabor a los alimentos es casi nulo.

Otro de los aspectos por lo que este aceite resulta ideal para las freidoras es que no produce espuma en exceso. Además, es posible reutilizarlo en varias ocasiones sin que pierda sus propiedades.

Este producto es bastante rico en ácido oleico, que ayuda a estabilizar los niveles de colesterol, ácido linoleico, que ayuda al adecuado funcionamiento del organismo, así como la vitamina E, que evita el desarrollo de patologías cardiovasculares.

Aceite especial con máximo rendimiento

Este es un aceite vegetal en un 100%, el cual es fabricado para ser empleado en freidoras de tipo profesional, por lo que tiene una gran estabilidad cuando se somete a altas temperaturas. También, no aporta olores o sabores a los alimentos.

Al igual que el producto anterior, no produce espuma en exceso ni humo (a excepción que llegue a los 225 grados centígrados). Este aceite es rico en vitamina E, por lo que no se oxida con facilidad y tampoco produce este efecto en los alimentos que se fríen en él.

Aceite especial de doble rendimiento

El aceite especial se obtiene de la mezcla de varios tipos de aceite de girasol, por lo que tiene un punto de solidificación que se ubica por debajo de los 0 grados.

Cuenta con vitamina E y sustancias antioxidantes, además su nivel de resistencia a las altas temperaturas se ubica por encima de un combustible común de girasol.

¿Se puede cocinar en la freidora sin aceite?

Aun cuando algunas empresas fabricantes de las freidoras de uso doméstico plantean que son electrodomésticos que se usan sin aceite, la verdad es que sí requieren en uso de al menos una cucharadita de este producto, pues así se obtiene la consistencia que se desea.

¿A qué temperatura debe estar el aceite para freír?

Al comprar una freidora eléctrica debes tomar en cuenta la temperatura con la que freirás los alimentos, porque  es un aparato creado para ello y depende directamente del tipo de producto que se utiliza.

Por ejemplo, el aceite de oliva virgen extra debe usarse a una temperatura de 180º a 220º aproximadamente, mientras que el aceite de oliva normal se usa a unos 170º y el de girasol a 160º.

¿Qué es una freidora eléctrica?

Una freidora eléctrica se refiere a un aparato que funciona por medio de calor provocado por resistencias, cuya fuente de alimentación es la energía eléctrica. Algunos de estos aparatos funcionan al verter el aceite directamente en la resistencia, mientras que otros trabajan mediante la emanación de calor hacia su interior.

Es un tipo de electrodoméstico que se encuentra en el mercado en varios tipos de presentaciones, tanto para uso doméstico como para uso industrial, por lo que suelen ser aliados especiales para restaurantes y locales de comida rápida, gracias a la rapidez y seguridad que los caracteriza.

¿Cómo elegir la mejor sartén freidora?

En nuestra tienda online seguimos contándote que a la hora de comprar una freidora eléctrica para uso doméstico es necesario considerar una serie de aspectos y características como:

Capacidad

La capacidad del electrodoméstico es muy importante y suele variar dependiendo de su tipo: aire caliente o tradicional. En el caso de estas últimas la capacidad se calcula por la cantidad de litros de aceite que requieren para funcionar. Vienen desde 1,5 litros hasta 3 litros.

Cuando se habla de equipos para freír que funcionan por calor, la capacidad suele oscilar entre uno y cinco litros en total.

Potencia

La potencia de los electrodomésticos para freír tradicionales está directamente relacionada con la rapidez con la que calienta y la temperatura que alcanza para la adecuada cocción de los alimentos, mientras que en aquellos que funcionan por aire esto indica el nivel de calor que alcanza el aire para cocinar.

Entre más potencia tengan las freidoras más rápido ejecutarán las cocciones, aunque también consumirán más energía eléctrica. Por ello, la mayoría viene con un sistema o termostato que nos permite ajustar la potencia con la que funcionan.

Tipo de freidora

Existen varios modelos de estos equipos  que vienen con una resistencia, la cual queda sumergida en el aceite, al que calienta rápidamente. Por esta razón, al momento de comprar una freidora eléctrica toma en consideración que algunas vienen con cesta y allí se  introducen los alimentos a freír.

Las más comunes proporcionan una textura y sabor original a los alimentos que en ella se fríen. Sin embargo, conllevan a un gasto extra por la cantidad de aceite que necesitan para funcionar de forma adecuada.

También, encontramos las freidoras que funcionan por medio de aire, el cual se expande en su interior de forma homogénea, garantizando la cocción de los alimentos desde adentro hacia afuera. La textura exterior de éstos queda muy parecida a la que producen las frituras de inmersión en aceite.

Estos equipos suelen requerir una dosis mínima de aceite, que no pasa de la cucharadita, lo que permite preparar platillos bastante saludables. Sin embargo, el tiempo de preparación de los alimentos en estos aparatos suele ser mayor que el que requiere la freidora tradicional.

Funciones

La mayoría de las freidoras eléctricas de uso doméstico cuentan con algunas funciones extra muy útiles para preparar diversos platillos. Es importante saber si también pueden tostar, cocer, hornear y asar.

Seguridad

Para garantizar mayor seguridad a la hora de manipular una freidora de aceite,  selecciona una  con superficies que no se calienten. Así evitarás  cualquier tipo de quemadura al tocarla, incluso mientras está en funcionamiento.

Otro aspecto que a considerar es su mecanismo de protección, el cual reduce el sobrecalentamiento del aparato. Además, se apagan de forma automática si los niveles de temperatura se exceden. Esto reduce los accidentes eléctricos como incendios.

Limpieza

El aseo o limpieza es un punto clave a la hora de elegir la mejor freidora para nuestro hogar. Cuantas más piezas sean desmontables, más fácil será su proceso de limpieza.

Asimismo, aquellas cuyas cestas pueden colocarse en el lavavajillas son las mejores, pues facilitan su aseo, el cual se hace muchísimo más sencillo. En el caso de los demás elementos del equipo, éstos deben ser fáciles de limpiar con un paño impregnado de desengrasante.

¿Las freidoras incluyen accesorios?

Algunos modelos sí y otros no. Esto depende directamente de la marca que fabrica estos electrodomésticos. Muchos de estos equipos vienen con cestas extra, utensilios de cocina como complemento y  un recetario de comidas que puedes preparar en la freidora.

¿Cómo limpiar una freidora profesional?

A la hora de  limpiar   una freidora profesional es importante dejar que e enfríe por completo. Luego puedes  desconectarla de su fuente de alimentación eléctrica y vaciar la cubeta llena de aceite. Los mejores modelos son aquellos en los que este recipiente puede extraerse.

Una vez que puedas sacar cubeta del electrodoméstico, lávala  manualmente con una esponja suave impregnada de jabón líquido para y un poco de vinagre. Con esta mezcla lograrás eliminar cualquier olor que haya quedado como residuo de la preparación de algunos alimentos.

En caso de que exista exceso de grasa o residuos de comida en el recipiente, podemos emplear un desengrasante profesional.