Comprar lavavajillas

Comprar lavavajillas es una decisión bastante complicada si no conoces todos los aspectos de este electrodoméstico. Nuestros expertos en el tema te mostrarán algunos puntos que debes tomar en cuenta a la hora de comprarlos. Y por supuesto, te dejamos una cordial invitación para que elijas un lavavajillas de nuestro amplio catálogo. Porque aquí podrás encontrar marcas de calidad y precios que no podrás encontrar en otras tiendas de todo el país.

Somos una empresa con una larga trayectoria y experiencia en la venta de lavavajillas para tu hogar. Estamos en la vanguardia de la comercialización de electrodomésticos en línea, para que no tengas que salir de tu hogar. Sólo es necesario que ingreses en nuestra web, elijas el que te guste y lo compres. 

¿Te gustaría dejar de lavar la vajilla luego de cada comida? Los lavavajillas se crearon precisamente para quitar, no solo el peso de lo molesto que es lavar ollas y trastes sucios; sino el tiempo que se pierde haciendo ese oficio.

Así que si no quieres lavar más ollas, te recomendamos comprar un modelo de lavavajillas óptimo, eficiente e ideal para ti y tu familia. Nosotros tenemos una tienda de compra virtual, con los mejores lavavajillas disponibles en el mercado, los mejores precios y excelentes funciones. 

¿Qué saber antes de comprar lavavajillas? 

Lo que debes saber antes de comprar lavavajillas para tu cocina es sumamente importante. Entonces no dudes en comunicarte directamente con nosotros a los números de contacto que aparecen en nuestro portal web oficial. Allí te daremos toda la información que necesites. 

Los lavavajillas ya no son aparatos que se usan exclusivamente en restaurantes; sino que han llegado hasta el hogar de muchas familias, al ser un artefacto útil con el que puedes ahorrar tiempo y también dinero. 

En este sentido, existen muchos modelos o tipos de lavavajillas para tu cocina, y si aún no sabes cómo elegir el tuyo, te dejamos esta guía para que sepas los consejos más acertados para que adquieras el lavavajillas ideal para tu casa. Toma nota y no te pierdas de esta increíble guía antes de comprar lavavajillas. 

Guía para comprar lavavajillas

Guía para comprar lavavajillas lo primero es tener en cuenta lo sumamente indispensable que es para su hogar este aparato. Ya que se ahorra mucho tiempo, y se gasta menos energía que con cualquier otro electrodoméstico. Además, el lavavajillas será tu aliado número uno dentro de la cocina, sobre todo cuando se realizan grandes comidas para muchas personas. 

Lo primero que debes hacer antes de comprar lavavajillas es evaluar las características del modelo que queremos comprar; corroborando que se adapten a tus propias necesidades. Te dejamos a continuación los tres aspectos fundamentales a tener en cuenta: 

Tamaño y Capacidad del lavavajillas 

Este es uno de los aspectos principales, ya que el lavavajillas que elijas debe ser proporcional al tamaño de tu cocina, y la cantidad de personas que vivan en tu hogar. El tamaño estándar de un lavavajillas es de 60 cm, que estaría perfecto para familias de 3 hasta 5 personas. 

Existen unos más grandes, que son los que suelen utilizar los restaurantes; y hay unos más pequeños de 50 cm que resultan ideales para parejas recién casadas o familias pequeñas. 

Sin embargo, existe una versión de lavavajillas compacto que tiene tan sólo 45 cm el cual resulta perfecto para personas solteras, estudiantes universitarios. Y toda aquel que no cuente con mucho espacio en su cocina; y pueda colocar el lavavajillas en cualquier encimera. 

De los tamaños también depende la capacidad de cada lavavajillas; ya que uno pequeño tiene una capacidad reducida. Lo importante es que cuando vayas a comprar lavavajillas elijas un modelo que tenga el compartimiento de bandejas bastante cómodo y bien distribuido. Lo cual te permita colocar la mayor cantidad de cubiertos y platos. 

Programas de lavado y Potencia del lavavajillas 

Dentro de los modelos de lavavajillas en el mercado, existe mucha variedad, en donde cada uno es más avanzado o con mayor tecnología que otro. Sin embargo, la potencia y los diferentes tipos de programas de lavado que tenga el lavavajilla determinarán el precio del mismo. 

En este sentido, te recomendamos ser honestos tanto con el presupuesto disponible para invertir en un lavavajillas; como en el uso que haremos de este electrodoméstico, porque así podrías elegir uno funcional, sin tantos programas de lavado, pero sumamente económico. 

Recuerda que a mayor cantidad de programas, mayor será el consumo energético del lavavajillas, que se traduce en mayor inversión de dinero. Por ello, lo mejor es siempre optar por la opción más estándar, ahorrativa, y eficaz. 

Los programas de lavado más frecuentes en un lavavajillas son: programa ecológico, programa de agua fría, programa para piezas o vajilla delicada, y finalmente, programa automático. 

Eficiencia de sonido, consumo de agua y energía 

Piensa siempre en la comodidad para ti y tu familia, ya que es importante que tengas en casa un lavavajillas que no resulte tan ruidoso, que consuma una cantidad de agua  justa para limpiar, y también, que ahorre la mayor cantidad de energía eléctrica posible. 

En palabras generales, los electrodomésticos y aparatos para el hogar con mejor reputación energética, es decir, que son ahorradores, son los que están identificados con el símbolo de A+++, también tenemos los A++ y los A+, que no significa que sean malos, sino que consumen más energía. 

De esta misma forma, se debe comprar lavavajillas con un buen uso energético, y también un buen consumo de agua. Y estos son aquellos que recomendamos, ya que te ofrecen una excelente funcionalidad con un consumo eléctrico bueno para el planeta y tu bolsillo. 

Tipos de Lavavajillas 

Tipos de lavavajillas que existen para tu hogar disponibles en el mercado. Y que con nosotros podrás conseguir a los mejores precios.  Te dejamos entonces los más conocidos: 

Lavavajillas Compacto 

Es el modelo más pequeño entre todos, sólo cuenta con aproximadamente 45 cm de altura. Y tiene una capacidad para colocar hasta 6 cubiertos por cada lavada o ciclo de limpieza. 

Es ideal para cocinas pequeñas, personas que vivan solas o de familias muy pequeñas, hasta 3 personas. Es de instalación inmediata y sencilla, por lo que puedes colocar el lavavajillas directamente en una encimera o en cualquier lugar que te parezca cómodo de tu casa.

Lo puedes llevar contigo a cualquier lugar, consume poca agua y energía, por lo que se convierte en un lavavajillas práctico para cualquier momento. Si este es el que necesitas, no dudes en comunicarte hoy mismo con nuestros operadores, que te darán sin duda una atención personalizada y profesional.

Lavavajillas Estándar 

Estos tipos de artefactos son los más conocidos a nivel mundial, y por lo general, vienen en dos tamaños y colores clásicos, a saber, uno de 85 cm aproximadamente, que tiene una capacidad de 11 hasta 16 cubiertos por ciclo de lavado. 

También existe uno de 60 cm, que tiene una capacidad de 6 hasta 14 cubiertos por ciclo programado de lavado. Ambos son muy utilizados, y están diseñados especialmente para familias mucho más numerosas. 

Recuerda que cuando se vive en un hogar con por lo menos 6 personas, la cantidad de cubiertos, ollas, y vajilla sucia después de cada comida se duplica enormemente, por lo que un lavavajilla estándar puede ser la solución ideal. 

Además que se trata de los modelos más vendidos, por los cuales podrás conseguir mayores ofertas debido a la demanda. 

Lavavajillas Integrables 

Se trata de lo último en tecnología y diseño de lavavajillas, con funciones mejoradas, más cantidades de ciclos de limpieza, pero en especial una nueva forma de instalación. 

En otras palabras, este tipo de lavavajillas integrables busca unirse completamente al diseño, estética y forma de la cocina, instalándose dentro de cualquier encimera al lado de la cocina, nevera u otro artefacto electrodoméstico. 

De este tipo de lavavajillas han creado dos modelos, a saber, uno pequeño de 45 cm y uno grande de 60 cm. Siendo este último el más económico, ya que el pequeño viene en un formato más elegante, exclusivo, y se suelen fabricar menos que el tamaño estándar. 

En los últimos años, los lavavajillas integrables se han convertido en los más vendidos en el mercado de los electrodomésticos, al formar parte del diseño propio de cada cocina. En este sentido,  sólo deberás elegir el color que más te gusta (negro, plata y blanco) y el material que te parezca más conveniente. 

Lavavajillas de Libre Instalación 

Es uno de los lavavajillas más solicitados por nuestros clientes, al ser de fácil instalación, con la misma eficiencia y rapidez que cualquier otro, y a un precio sumamente económico. 

Lo más importante o llamativo de comprar lavavajillas de este tipo es el hecho de que puedes instalarlo en cualquier parte de la casa, siempre y cuando esté conectado correctamente a una toma de agua. 

Averías comunes en los lavavajillas 

Averías comunes en los lavavajillas son puntos a tomar en cuenta cuando compras un lavavajilla. Tienes que saber que lo tienes que cuidar de forma adecuada para que así te pueda durar muchísimo en el tiempo. Es por ello, que desde nuestra tienda virtual te queremos dejar algunas recomendaciones, y advertirte cuáles son las averías más frecuentes para que sepas identificarlas: 

Consumo excesivo de sal 

Este problema suele ser uno de los más comunes que sucede en las lavavajillas y se debe a múltiples factores, por ejemplo, tener el dosificador dañado, tener la electroválvula de regeneración o la placa electrónica en malas condiciones, por tener el tapón del depósito no cerrado herméticamente. 

Deficiencia en el desagüe 

Este es un problema frecuente, debido al poco mantenimiento que puede estar recibiendo tu lavavajilla. En este sentido, puede que el agua no se vaya fluidamente por las tuberías, ya que esta se puede encontrar cerrada o atascada. 

También puede tratarse de una obstrucción en la bomba, directamente en la conexión de tuberías, o simplemente se trate de una falta electrónica; de ser este el caso, indudablemente te podrá ayudar un experto en la materia. 

Lavavajilla sin secar 

Este problema comienza a detectarse cuando los cubiertos comienzan a salir mojados, aun habiendo pasado por el ciclo de secado. Se debe, al igual que los anteriores, a un problema de varios factores, en donde puede ser dado por no haber colocado suficiente abrillantador. 

También se debe a que la resistencia propia de tu lavavajillas se haya deteriorado con el tiempo, o simplemente que se haya roto el termostato. De igual forma, es importante que te comuniques con un técnico especialista en reparación de lavavajillas, para solventar esta problemática. 

No entra adecuadamente el agua 

Este problema se debe, en términos generales, a que seguramente se rompió la válvula de entrada provocando que no llegue corriente. También puede provocarse debido a la manguera del agua instalada incorrectamente, es decir, de forma doblada.

Finalmente, otro problema que puede causar la poca entrada de agua es el hecho de que la manguera esté muy sucia y obstruida por dentro. Por lo que siempre te recomendamos hacerle un mantenimiento completo a todo tu lavavajillas. 

Imposibilidad de disolver la pastilla del detergente 

Esta problemática puede ser provocada gracias a una obstrucción de los orificios del aspa, que no permita que entre el agua correctamente golpeando la pastilla y disolviéndola. También puede ser debido a la poca apertura del cajetín, o que el mismo se encuentre húmero. 

¿Cómo funcionan los lavavajillas?

Aunque hay distintos tipos de modelos y diseños de lava vajillas, por lo general todos funcionan de la misma forma, y su trabajo interno es básicamente el mismo, al respecto, solo existen variaciones en los tamaños y modelos. Su funcionamiento interno es el siguiente:

El llenado de agua es lo principal de un lavavajillas, en donde se colma la parte inferior del electrodoméstico. Luego ocurre, mediante un sistema de resistencia interna, el calentamiento de agua vertida anteriormente, para propiciar un lavado más eficiente.

Seguidamente, se añade automáticamente el detergente, cargado anteriormente en el artefacto, disolviéndolo de acuerdo a su característica, si es en forma de gel o de pastilla.

Luego inicia el proceso de lavado, en donde en el interior del electrodoméstico se hallan unos brazos que remueven con fuerza la mezcla de agua y detergente, cuyo movimiento permite la limpieza total de la vajilla que se encuentra en su interior. 

Inmediatamente después, sigue el vaciado del agua utilizada en el proceso anterior de lavado. Luego se llena de nuevo el residuo de agua, se calienta nuevamente, esta vez para realizar el aclarado de la vajilla y su limpieza total.

Finalmente, se expulsa el agua utilizada en la limpieza de los platos y se procede al proceso de secado, que puede ser gracias a la temperatura de los propios platos o la función específica de secado que traen algunos lavavajillas.

Cómo utilizar un lavavajillas y conseguir un buen mantenimiento 

El uso correcto de tu lavavajillas depende de un buen mantenimiento, ya que, sin esto último, no podrás dar larga vida útil a tu electrodoméstico. Por eso, si quieres conservar por un largo tiempo el perfecto funcionamiento de tu lavavajillas. A continuación, te describimos el buen y correcto mantenimiento que debes darle a este electrodoméstico:

Uno de los aspectos más importantes del cuidado de tu artefacto es limpiar regularmente los filtros para evitar acumulación de mugre en ellos. La presencia de suciedad en el sistema de ellos puede provocar un atascamiento en sus piezas internas.

 A demás, debes respetar las cantidades de detergente y sal que indica el manual de uso de tu artefacto para evitar excesos perjudiciales para el sistema de funcionamiento. Con frecuencia este es el elemento al que menos se presta atención, pero una de las causas más comunes de averías internas.  

Respecto al detergente, debes usar uno especial que sea para lavavajillas, y no cualquiera que pueda terminar afectando el interior del electrodoméstico. Garantizar la limpieza de los bordes de la puerta, y mantenerla sin obstáculos que impidan su correcto cierre en el proceso de lavado.

Evitar, a partir de correcto cerrado de las puertas, que se escape el vapor del interior del lavavajillas, ya que podría dañar los muebles laterales del artefacto.

Evita colocar la vajilla de manera indiscriminada en el interior del electrodoméstico, y presta atención a las indicaciones que, respecto a ello, se describen en el manual de instrucciones.

Componentes que forman un lavavajillas

Para dar un uso adecuado a tu lavavajillas, es importante que conozcas exhaustivamente las partes y elementos que la componen, las cuales permiten el funcionamiento y engranaje del sistema total que permite el correcto y eficiente lavado de tus platos y cubiertos.

En primer lugar, está el motor de funcionamiento eléctrico que produce la presión caudal del agua necesaria para el lavado. Luego, es importante destacar la presencia del presostato que permite detectar el nivel correcto de agua.

El dosificador, que aporta el abrillantador al proceso de lavado. El programador, que permite desarrollar las ordenes de ejecución en los tiempos adecuados. El Calderín, que calienta en su interior una cantidad de agua para posibilitar el aclarado de la vajilla,

Las resistencias son las encargadas del calentamiento del agua, y los termostatos que se encargan de regular su temperatura según los grados de calor necesarios.

Los brazos rociadores, cuya función es girar unas hélices a partir de la presión del agua. Los filtros son las partes inferiores que se encargan de retener la suciedad. Finalmente se halla la bandeja que sostiene la vajilla según la distribución correspondiente.  

¿Cómo se instala un lavavajillas?

Lo primero que debes hacer es ubicarte en un espacio cómodo de trabajo, en donde no tengas objetos que te estorben. Lo segundo, es seguir al pie de la letra las instrucciones paso a paso del manual que ha venido con el electrodoméstico.

Si tu lava vajillas es empotrado, asegúrate de que el ancho y el alto del hueco se corresponda con exactitud a las medidas de tu electrodoméstico. Luego debes conectar la manguera de tu lava vajillas al tubo de agua y desagüe central de tu casa.

Si tu instalación presenta alguna complicación, contacta a algún experto que pueda ayudarte.

¿Cómo desatascar un lavavajillas?

Las causas del atasco de tu lava vajillas pueden ser múltiples, las más frecuentes son por suciedad en el tubo de desagüe, o por un error en la instalación. Sin embargo, hay maneras sencillas y caseras en la que puedes solucionar este problema.

Sólo necesitas Vinagre y bicarbonato. Desconecta el lavavajillas, abre la tapa de desagüe, mezcla en un recipiente el vinagre con el bicarbonato y déjalo que actúe durante 15 minutos. Derrama agua caliente en el desagüe hasta que el lavavajillas esté desatascado.  

¿Cuáles son las averías más comunes?

Si estás interesado en comprar un lavavajillas, debes saber cuáles son sus averías más frecuentes. A continuación, te las mencionamos:

Problemas con el desagüe; no se llena de agua, no disuelve el detergente; problemas con el encendido; averías en el piloto de aviso. Excesivo consumo de sal.

¿Dónde se pone el abrillantador en un lavavajillas? 

El abrillantador se debe colocar periódicamente, y el producto se debe aplicar justo en el área u orifico más pequeño que se encuentra en la puerta del lavavajillas, al lado del ojal para colocar el jabón líquido. 

¿Qué es un lavavajillas compacto? 

Es el modelo de lavavajillas más pequeño que puedes encontrar en el mercado. Ideal para cocinas pequeñas, ya que se puede colocar en cualquier encimera, sin ocupar mucho espacio. 

¿Qué es un lavavajillas integrable? 

Un lavavajillas integrable es aquel que se puede acoplar dentro de otros espacios, sobre todo debajo de las encimeras de la cocina, quedando de forma algo oculta, sin sobresalir de manera evidente, lo que da mucha libertad de espacio. 

¿Qué es mejor comprar lavavajillas compacto o normal? 

Ambos lavavajillas cumplen con la misma función de lavar y pulir tu vajilla de forma eficiente, por lo tanto, no se puede comparar en estos términos. Lo que puedes hacer es evaluar tu realidad, para decidir cuál es el mejor para ti, de acuerdo a tus necesidades. 

Para una familia de 6 personas un lavavajillas compacto seguro les quedará muy chico, ya que este no tiene la misma capacidad que un lavavajillas estándar o normal. 

¿Puede ir el lavavajillas compacto integrado en el fregadero?

Por su puesto que puede. De hecho, esta integración es ideal para ganar espacio en tu cocina, pues si cierras las puertas del lavavajillas nadie notará que está allí, ya que luce como un fregadero convencional.

Sí creías que debías descartar la obtención de tu lava vajillas por falta de espacio, ahora sabes que es perfectamente posible integrarlo al fregadero, solucionando tus problemas de espacio y comodidad.