Comprar olla eléctrica

Comprar una olla eléctrica representa ahorro de tiempo y dinero. Por  esta razón las amas de casa lo valoran mucho, en especial cuando se trata de la cocina. Además, es indispensable tener este tipo de electrodomésticos de buena calidad.

Comprar olla electrica

Puede parecer un proceso algo complejo comprar una olla eléctrica, pero en realidad resulta sencillo una vez que analizamos sus características, en función de nuestros patrones de consumo y necesidades.

Es por ello que en nuestra tienda en línea tenemos para ti una gran variedad de modelos y marcas de ollas eléctricas, entre las que puedes elegir la que más te conviene. Contamos con ofertas permanentes y precios sin competencia que no te puedes perder.

 ¿Qué olla eléctrica comprar?

Antes de decidir comprar una olla eléctrica, primer debes evaluar el modelo específico para tu cocina. Tienes que indagar y analizar algunos aspectos importantes, tales como:

El uso que le darás

El modelo de cacerola eléctrica que elijas dependerá del tipo de comida que preparas con frecuencia. En vista de que todas funcionan de forma diferente. Por ejemplo, una arrocera tiene diferentes usos en comparación con una sartén eléctrica.

Es por ello que te aconsejamos elegir un dispositivo con el que puedas elaborar platillos diferentes. Así, podrás utilizarlo todos los días y consumir alimentos con distintos niveles de cocción y sabores.

El temporizador

Una olla eléctrica con temporizador es la mejor opción para preparar platillos de difícil cocción, en vista de que este complemento te permite cocinar los alimentos sin necesidad de supervisión constante. Solo bastará configurarla  y esperar el sonido de una alarma o que el aparato se apague solo cuando ha culminado.

Si eres de las personas que hacen diversas cosas a la vez, el temporizador será tu mejor aliado, en vista de que podrás desentenderte de la olla mientras realizas otras labores propias del hogar.

Control de temperatura

Las mejores alternativas siempre serán los electrodomésticos que tienen un mecanismo que te facilite el control de la temperatura con la que preparas los alimentos. De esa forma, obtendrás resultados a tu gusto y podrás preparar diversos platillos con un solo aparato.

Mecanismos de programación

Muchos modelos de cazuelas y sartenes eléctricas poseen sistemas de programación con los que puedes seleccionar el tipo de cocción a presión que quieres usar, en función de lo que deseas preparar. Incluso algunos tienen menús preseleccionados que resultan muy fáciles de usar.

Procura comprar una olla eléctrica  una que tenga al menos cuatro modos de cocción, en vista de que te permiten preparar alimentos al vapor, a fuego lento, asados y fritos con total facilidad.

También puedes optar por un modelo con tecnología de punta con los que es posible conectar el teléfono inteligente a la olla, a través de aplicaciones específicas, para configurar su funcionamiento.

Si lo que quieres es ahorrar tiempo en la cocina, puedes inclinarte por comprar una olla con algunos de estos sistemas, en vista de que resultan súper prácticos y sencillos de utilizar, porque cocinan mientras pueden hacer otras cosas.

La potencia

En vista del trabajo que llevan a cabo estos artefactos, necesitan contar con unos 700 vatios de potencia como mínimo. Por tanto, es mejor comprar una olla eléctrica  cuya potencia sea igual o superior a ésta, pues de ello depende el tiempo en el que cocinan los alimentos. A mayor potencia más grados de temperatura.

La capacidad

Este es otro factor importante a la hora de decidirse por la compra de una cacerola eléctrica. Para ello ten en cuenta que el cálculo se hace a un litro por persona. Es decir, si en casa preparas entre cuatro y seis platos, entonces necesitas un artefacto con capacidad para cinco litros aproximadamente.

El material del tanque

Los materiales de los electrodomésticos están directamente relacionados con el tiempo de vida útil que tendrán. En ese caso, lo mejor es optar por las ollas que cuentan con un tanque de cerámica, téfal, acero inoxidable o teflón, pues suelen calentar bastante rápido y evitan que los alimentos se peguen a su superficie.

Facilidad para limpiar

La facilidad con la que puedes limpiar la olla es otro aspecto muy relevante. Siempre serán más prácticas aquellas a las que puedas quitarles la mayor cantidad de piezas e introducirlas en el lavavajillas.

Precio

Más allá de inclinarte por una marca específica, es mejor que analices previamente todas las prestaciones que posee el aparato y si su precio se ajusta a ello. A veces podemos conseguir electrodomésticos poco reconocidos que son muy buenos y sus precios no son nada elevados.

Además, es importante que te adaptes al presupuesto que tienes disponible para comprar tu olla eléctrica. Sin embargo, este es uno de los electrodomésticos económicos disponibles en el mercado hoy en día, por lo que no representa un gasto alto.

Entre los mejores modelos y marcas de cacerolas eléctricas de los que disponemos, resaltan algunos como:

Olla eléctrica programable Cecotec 02003

Es un modelo muy atractivo, en vista de que tienen un diseño estético elegante, ideal para cualquier tipo de cocina. Está fabricada en acero inoxidable, que combina muy bien con algunos elementos de color negro.

Viene con dos niveles de presión, con los que podemos seleccionar el mejor modo para preparar arroz, cocinar lento o al vapor, hacer sopa, dorar o saltear los alimentos. También puede mantener la comida caliente mientras esperamos para servirla.

Está equipada con un temporizador cuya capacidad máxima es de 24 horas, por lo que nos permite agregar los ingredientes de la cena antes de salir de casa y programarla para que inicie sola la cocción. Así, al llegar tendremos la comida lista y caliente.

Cuenta con un sistema que le permite ahorrar hasta un 75% el tiempo de cocción de los alimentos, garantizando que éstos conserven sus minerales y vitaminas que son solubles en el agua.

Su proceso de limpieza es simple, en visa de que el recipiente extraíble puede lavarse en el lavavajillas. Viene con algunos accesorios como una cuchara para sopa, una taza medidora, una rejilla y una paleta para arroz.

Su peso es de 5 kilogramos y sus medidas son 35 cm x 33 cm x 35 cm. La capacidad de su recipiente es de 6 litros y utiliza una potencia de mil vatios.

Olla Moulinex CE701010

Una cacerola eléctrica multifuncional ideal para preparar fideos, cocinar alimentos al vapor, dorar, freír, asar, entre otros, gracias a su cacerola con la que podemos preparar caldos, sopas y fondues, así como su revestimiento de cerámica y titanio y placa antiadherente.

Viene con un termostato, con el que podemos controlar el nivel de temperatura con el que funciona para cocer los alimentos y conservarlos calientes por un tiempo.

Sus piezas se desmontan con facilidad, por lo que el proceso de limpieza es bastante sencillo.

Posee un diseño bastante bonito. Es de color blanco y su peso es de 6 kilogramos. Tal como el modelo anterior, la cacerola tiene capacidad para seis litros.

Su peso es de 6 kilogramos, mientras que sus medidas son 32,5 cm x 35 cm x 38 cm. Además, trabaja con una potencia de 1200 vatios.

Olla eléctrica a presión NEWCOOK

Se refiere a un electrodoméstico con el que podemos cocinar al vapor, saltear, dorar y preparar alimentos a presión. Es ideal para carnes y otros alimentos duros y no requiere una supervisión permanente.

Posee un mecanismo de inicio retardado, así como de calentamiento, con los que podemos conservar las comidas calientes hasta que llegue la hora de servirlas. Su sistema de funcionamiento nos ayuda a conservar un alto porcentaje de las propiedades nutricionales de los alimentos.

Como la olla anterior, tiene un termostato muy preciso, así como un control de los niveles de presión que usamos para cada tipo de alimento. Nos permite configurar la liberación del vapor de forma automática o manual.

Cuenta con una atractiva pantalla LCD, que facilita mucho su uso al mostrar información acerca del modo que se emplea, el nivel de presión, entre otros. Tiene configuraciones para preparar estofados, arroz, verduras, sopa, chili, carne con hueso y sin hueso, entre otros.

Está elaborada en acero inoxidable y posee piezas en color negro, por lo que su diseño es muy atractivo y lo hace ideal para las cocinas modernas. Su capacidad es de seis litros, por lo que nos permite elaborar alimentos hasta para seis personas.

Funciona con una potencia de mil vatios y puede trasladarse con facilidad de un lado a otro para instalarla en el sitio donde sea más cómodo su uso. Además, garantiza un ahorro de tiempo, en vista de que suele hacer la cocción a temperaturas superiores a la de ebullición.

Sartén eléctrica Palson 30952

Es una sartén que posee una superficie antiadherente, así como una cubierta de acero inoxidable, la cual puede extraerse con facilidad. Su diseño es muy atractivo y viene con una tapa transparente que nos permite observar cómo se lleva a cabo la cocción de los alimentos.

Sus dimensiones son 46,7 cm x 38,9 cm x 15,8 cm, lo que la convierte en un equipo ideal para trasladar con facilidad de un sitio a otro; incluso para llevarla a un viaje.

Con esta sartén podemos gratinar, freír, cocinar, estofar y muchas cosas más. La limpieza de este artefacto es bastante fácil, pues puede lavarse en el lavavajillas siempre que retiremos el termostato antes.

Es ideal para cocinar los alimentos sin grasa, en vista de que su capa antiadherente evita que los alimentos se peguen, por lo que no necesitamos usar aceite.

Posee un termostato con el que podemos regular el nivel de temperatura con el que funciona, según el tipo de alimento del que se trate.

Es de color negro. Su peso es de 4,8 kilogramos, mientras que sus dimensiones son 46,7 cm x 38,9 cm x 15,8 cm.

Como todos los modelos anteriores, tiene la capacidad para cocinar hasta seis litros de alimentos y puede usarse para servir los platillos directamente en su recipiente.

¿Qué es una olla eléctrica?

Las ollas eléctricas se refieren a las cacerolas que funcionan por medio de una resistencia, la cual es alimentada por energía eléctrica. Con ellas es posible cocinar y calentar diferentes tipos de alimentos.

Hoy en día se encuentran en el mercado modelos y versiones diferentes, los cuales varían en cuanto al enchufe, el control de la temperatura, el modo de encendido y apagado, los sistemas de seguridad y protección, los tipos de cocción, la cantidad de piezas desmontables, el temporizador, entre otros.

Gracias a los avances tecnológicos, han salido a la venta una gran variedad de artefactos programables, los cuales nos facilitan mucho el proceso de preparación de platillos diferentes, sin supervisión, resaltando los olores y sabores.

Tipos de ollas eléctricas

Toda cacerola eléctrica es aquella que funciona conectada a la red de electricidad. Solo basta con encenderla, programarla y ponerla en marcha. Ella sola se encargará de cocer los alimentos al nivel que sea necesario.

Entre los modelos más comunes que podemos encontrar cuando decidimos comprar una olla eléctrica destacan los siguientes:

Ollas de cocción lenta

Son ollas que funcionan conservando una temperatura constante por lapsos prolongados, lo que las hace ideales para elaborar alimentos cuya cocción debe ser bastante lenta, tal como los estofados, los cuales quedan deliciosos y súper suaves en ellas.

Sartenes eléctricos

La sartén eléctrica es un electrodoméstico diseñado especialmente para cumplir las funciones de una sartén convencional pero con la diferencia de que nos permite regular la temperatura a la cual preparamos los alimentos para hacer platillos asados, fritos, guisados y horneados.

Olla eléctrica a vapor

Es una cacerola que funciona con electricidad para emanar aire caliente, el cual distribuye en su interior de forma homogénea para cocinar los alimentos por dentro y por fuera. Es ideal para las personas que llevan una dieta sana baja en grasas y calorías, en vista de que permite preparar varios alimentos.

Arroceras eléctricas

Son los electrodomésticos creados especialmente para la elaboración de arroces, paellas y alimentos al vapor. Vienen en diversos tamaños y existen modelos desde los más tradicionales hasta aquellos que cuentan con tecnología más avanzada.

Olla a presión eléctrica

Es la cacerola que funciona con electricidad para cocinar los alimentos con  presión. También sirven para cocinar al vapor y saltear algunas comidas. Viene con un sistema de inicio retardado y también se encuentran con diferentes tamaños y capacidades.

Este electrodoméstico es ideal para cocer alimentos muy duros como la carne de res, en vista de que lleva a cabo el proceso de una forma bastante rápida. Los modelos más avanzados cuentan con sistemas de control de presión temperatura, facilitando su uso adecuado para cada tipo de platillo.

Ollas programables

Si quieres comprar una olla eléctrica, estas son las más versátiles del mercado actual, porque con ellas es posible preparar arroz, cocinar lento, hacer platillos al vapor, saltear o dorar los alimentos. Además, nos permiten mantener caliente la comida durante el tiempo que sea necesario antes de servirla.

Vienen con un temporizador y sistemas de programación avanzados, los cuales nos permiten cocinar la comida sin necesidad de hacer una supervisión constante. Incluso ayudan a conservar las propiedades nutricionales de los alimentos, lo que representa una excelente ventaja.

Partes que forman una olla eléctrica

La mayoría de las cacerolas que funcionan por medio de la electricidad poseen componentes parecidos para llevar a cabo el trabajo al que son destinadas, pues lo que suele variar son los sistemas de programación.

Básicamente el funcionamiento de una olla eléctrica se enfoca en la cocción de alimentos por medio de la emanación de vapor a una temperatura determinada. Para ello, usan una serie de componentes, tales como:

Cuenco

Es la cacerola o recipiente en el que colocamos los alimentos para su cocción. Esta pieza es extraíble para facilitar su limpieza. Incluso muchos de ellos pueden introducirse en el lavavajillas.

Cable de alimentación

Como se trata de un electrodoméstico, una olla eléctrica siempre cuenta con un cable de alimentación, el cual se conecta a una toma de corriente para hacer funcionar el aparato. Suele ser un poco grueso, en vista de que posee una cubierta plástica que lo protege del calor.

Resistencia o disco

Es una resistencia que generalmente se ubica en la parte baja del aparato, la cual se calienta a cierta temperatura cuando se conecta con la electricidad. Suele tener una potencia menor a los mil vatios.

Fusible térmico

Como la energía eléctrica puede presentar episodios de aumentos fuertes en las cargas puede provocar daños a los electrodomésticos. Eso precisamente es lo que evita el fusible térmico, el cual está cubierto con aislante y se encarga de minimizar el impacto de las sobre cargas.

Base de soporte

Toda cacerola eléctrica posee un soporte, el cual le proporciona la forma y tiene por función aguantar todos los componentes del artefacto.

Interruptor

Es la pieza que hace la conexión entre el termostato y la resistencia eléctrica, por lo que cumple la función de encender o apagar el aparato. Por lo general se ubica en la parte frontal de la cacerola y cuenta con luces que nos indican cuando está en funcionamiento.

Panel de control

Las ollas más avanzadas suelen poseer un pequeño panel de control en su parte frontal, desde el que podemos configurar el modo de cocción, la temperatura, la presión, entre otros.

Termostato

Se refiere a un aparato encargado de regular el nivel de temperatura con el que funciona la cacerola para lograr una cocción adecuada de los alimentos.

Tapa

Es uno de los componentes más atractivos con los que cuentan estos aparatos, en vista de que la mayoría están fabricadas en vidrio, por lo que nos permiten observar el proceso de cocción de los alimentos con facilidad.

¿Cómo limpiar una olla eléctrica?

Una cacerola que funciona con electricidad es muy práctica, tanto para cocinar platillos diversos como para limpiarla, en vista de que sus piezas pueden sacarse sin dificultad alguna.

Sin embargo, el proceso para retirar los restos de comida del recipiente principal debe llevarse a cabo con delicadeza para garantizar que se mantenga en buen estado, lo que nos obliga a seguir las recomendaciones de los expertos en la materia, tales como:

  • Una vez que termines de usarla, debes esperar a que la resistencia del artefacto se enfríe por completo. Luego extraes el recipiente interior con su respectiva tapa.
  • Lava los componentes con agua tibia y jabón, utilizando una esponja suave para retirar los restos de comida y grasa. Usa abundante agua.
  • En caso  que lo desees puedes introducir la olla y su tapa en el lavavajillas. Aquellas a las que no puedes quitarle el recipiente, tienes que desconectarles el termostato para poder lavarlas.
  • No uses esponjas o elementos metálicos para levantar los restos que hayan quedado pegados en el fondo del recipiente. Tampoco es recomendable usar limpiadores en polvo que sean agresivos porque pueden provocar daños en la superficie del aparato.
  • Cuando terminas la limpieza debes secar de una vez las piezas con un paño suave y seco. Así evitarás las manchas en la superficie.
  • Si tu olla presenta una coloración azulada o marrón en el fondo como consecuencia de los minerales que contienen algunos alimentos, solo tienes que elaborar una mezcla de agua con un producto de limpieza que no sea abrasivo y aplicarla con una esponja suave.
  • Frota la superficie haciendo movimientos circulares y suaves. Luego debes enjuagar la pieza y secarla rápidamente.
  • Si tu aparato está fabricado en acero inoxidable, puedes eliminar las marcas de rasguños menores utilizando un producto para limpiar ese material, que no sea abrasivo y aplicarlo con una esponja o paño suave. Luego lavar con abundante agua y secar de inmediato.
  • En caso de que no puedas eliminar los restos de alimentos pegados, lo más adecuado es llenar el recipiente con agua caliente y dejarlo así durante una media hora aproximadamente. Luego procedes con la limpieza habitual de agua tibia y jabón.
  • Para asear la superficie externa de las ollas eléctricas que no pueden meterse bajo un chorro de agua, puedes aplicar un producto limpiador no abrasivo en un paño humedecido con agua tibia y frotar con suavidad las piezas. Luego es necesario retirar el producto con un paño humedecido con agua nuevamente.