Comprar palomitero

Comprar un palomitero resulta una de las mejores ideas que puedes tener si tienes niños en casa, porque las palomitas de maíz sin uno de sus confites favoritos. Además, es un producto 100% natural que no requiere conservantes ni el uso de químicos que puedan afectar la salud.

Comprar palomitero

Por esta razón, en muchos hogares las personas toman la decisión de comprar un palomitero, con el objetivo de elaborar las mejores palomitas de maíz para todos los miembros de la familia. Incluso es ideal a la hora de organizar los cotillones en las fiestas infantiles.

Y si decides comprar un palomitero  puedes ahorrar dinero, tiempo y esfuerzo, pues elaboran un producto de buena calidad en un lapso bastante corto y puedes hacer la cantidad que necesites, según la capacidad que posee el artefacto.

¿Qué palomitero comprar?

Una vez que tomas la decisión de comprar un palomitero eléctrico para tu vivienda, tienes que analizar algunas de sus características. Así podrás adquirir el equipo que más se adapte a tus necesidades y  hábitos de consumo en casa.

Cualidades a tomar en cuenta al comprar un palomitero

Si vas a comprar un palomitero es necesario que cumpla con una serie de requisitos que mencionamos a continuación:

Capacidad del aparato

Dependiendo de la cantidad de palomitas de maíz que vas a preparar en casa, debes elegir entre un artefacto y otro. La ventaja de ello es que en el mercado actual existen muchos modelos de estas máquinas, para que selecciones la adecuada a tu ritmo y consumo.

En ese caso, es necesario que analices si al comprar un palomitero elaborarás palomitas para ti, para toda la familia o para compartir con tus amigos durante una jornada de películas en casa. En consecuencia, te será más fácil tomar la decisión más adecuada.

Con o sin aceite

Es importante analizar si es preferible utilizar un aparato que requiera el uso de aceite o si es mejor aquel que funciona solo a base de calor. El primero suele aportar un 30% más de calorías y representa un gasto extra, mientras que el segundo es mucho más saludable y económico.

Facilidad para limpiar

Un palomitero es un aparato que debemos mantener tan limpio como sea posible. Por tanto, es necesario elegir aquel modelo que más nos facilite este trabajo. Los mejores son aquellos a los que se les puede extraer las piezas de manera sencilla, pues su aseo no es nada complicado.

Peso del producto

Por lo general, solemos trasladar el palomitero de un lugar a otro. Por ejemplo, si lo llevaremos a casa de un amigo o familiar, o si lo usaremos durante una fiesta infantil.

En ese caso, es necesario indagar acerca del peso que poseen estos aparatos, pues de ese aspecto depende directamente la posibilidad de poder moverlo con facilidad.

Ahora bien, si no la moverás de la encimera, puedes seleccionar un modelo pesado sin que eso te afecte.

Mecanismos de seguridad

Algunos de los palomiteros que se encuentran en el mercado actual poseen sistemas de seguridad interesantes como el apagado automático, que evita que las palomitas se cocinen de más y se produzca un incidente al respecto.

Longitud del cable de alimentación

El espacio en el que se ubicará el palomitero nos exige el análisis de un factor importante como el largo del cable de alimentación eléctrica con el que funciona, a fin de decidirse por aquel que más se adapte a la condición del lugar, en función de la distancia entre el aparato y la toma de corriente.

Tipo de botones

Las características del panel de control de estos aparatos también son relevantes, pues algunas personas se inclinan por los que funcionan con botones manuales, mientras que otros prefieren los elaborados con tecnología de punta como los digitales. Por tanto, la decisión es totalmente personal.

Materiales

Según la calidad del material con el que está elaborado este aparato, será su tiempo de vida útil. Es por ello que te recomendamos comprar un palomitero fabricad con materiales que sean bastante resistentes.

En el mercado actual encontramos palomiteros de acero inoxidable, vidrio o plástico. Decídete por aquel que te dure más en función de la cantidad de veces que lo usarás por semana.

Potencia

Como sucede con los demás electrodomésticos que usamos en el hogar, cuanta más potencia poseen los palomiteros más efectivos y rápidos resultan. La capacidad del equipo también es un factor a considerar en este caso; por ejemplo, si prepararás palomitas para cuatro personas o más lo más adecuado es usar un aparato de 900 vatios o más.

Diseño

Una de las grandes ventajas que tienes a la hora de elegir un palomitero es el hecho de que encontramos una gran variedad de diseños y modelos, por lo que podemos seleccionar aquel que más se adapta al estilo decorativo de nuestra cocina.

Incluso hay máquinas para hacer palomitas cuyo diseño exterior las convierte en un elemento decorativo muy atractivo para nuestro hogar.

Accesorios

Los accesorios o complementos que tienen los palomiteros son elementos que nos ayudan a manipularlos de forma más sencilla. Pueden ser cazuelas dosificadoras, libros de recetas, paletas, entre otros.

Entre ellos, te recomendamos comprar un aparato que venga con la tacita medidora o un agitador, en vista de que facilitan la elaboración de las palomitas de forma adecuada, evitando así que puedan quemarse.

Marca del aparato

La marca que elabora estos electrodomésticos es otro elemento importante a considerar, en vista de que aquellas que poseen buena reputación suelen ser las de mejor calidad, entre las que figuran Klarstein, Orbegozo y Taurus.

Sin embargo, también hay marcas menos reconocidas, más económicas y de buena calidad que nos proporcionan resultados bastante buenos.

¿Cómo funciona una máquina para hacer palomitas?

El proceso a través del cual funcionan las máquinas para preparar palomitas de maíz resulta bastante sencillo, en vista de calienta la resistencia que se ubica en la parte de abajo del recipiente para el maíz y así comienzan a brotar las palomitas.

Los aparatos que trabajan con aire caliente poseen una serie de extractores pequeños que se encargan de distribuir uniformemente el calor dentro de dicho recipiente, haciendo brotar las palomitas sin necesidad de utilizar aceite o mantequilla para ello.

¿Qué es una máquina de hacer palomitas?

Los electrodomésticos diseñados especialmente para preparar palomitas de maíz son aparatos que se encargan de hacer brotar este alimento para convertirlo en palomitas. Funcionan con energía eléctrica y son bastante fáciles de usar.

Al momento de comprar un palomitero recuerda que existen muchos modelos y versiones de estos aparatos, los cuales van desde los más pequeños, para un uso casero, hasta los grandes, de uso industrial. Estos últimos podemos observarlos en cines, ferias y fiestas infantiles.

¿Quién invento la máquina de palomitas?

El inventor de las máquinas para elaborar palomitas de maíz fue Charles Cretors, un estadounidense que trabajaba como albañil y pintor, que tenía una panadería y una tienda de golosinas en Illinois.

En el año 1885, el inventor se fue a Chicago con toda su familia para vender la máquina de tostar cacahuates que había mejorado, pero fue en el año 1893 cuando hizo el primer aparato con el que se podía tostar cacahuates y hacer palomitas de maíz.

Dicho artefacto se convirtió el en primero en tostar el maóz para hacer palomitas de manera uniforme, por lo que su inventor solicitó la patente, la cual recibió el 10 de octubre de 1893.

Ese mismo año, Cretors dio a conocer su invento en la Exposición Mundial Colombina de Chicago, en el que regaló a los asistentes varias muestras de las palomitas de maíz que hacía su máquina. El éxito fue de tal magnitud que se hicieron varias colas de personas interesadas en comprar dichas palomitas con mantequilla.

Tipos de palomiteros

Hoy en día, gracias a los avances tecnológicos existen varios tipos de máquinas para preparar palomitas de maíz, tales como:

Palomiteros de aire caliente

Son aparatos que funcionan a través de la generación de aire caliente, el cual hace que los granos de maíz abran y den forma a las palomitas. Una vez que esto se cumple, el producto caer finalmente en el bol en el que se sirve.

Estas máquinas prescinden del uso de aceite o mantequilla para cocinar el maíz, produciendo un resultado mucho más saludable, por lo que resultan ideales para las personas que llevan una alimentación sana.

En estos modelos tampoco se utilizan aderezos como la sal o cualquier otro tipo de especies, en vista de que éstos no se adhieren con facilidad a las palomitas.

Palomiteros de aceite

Son los electrodomésticos para preparar palomitas de maíz que requieren el uso de mantequilla o aceite en el proceso de cocción de los granos. Suelen traer una tapa transparente o metálica y exigen el movimiento frecuente del maíz dentro del recipiente durante el proceso.

A la hora de usar este tipo de palomiteros es necesario hacer un seguimiento y cuidar los niveles de temperatura para que se hagan las palomitas a la temperatura adecuada, a fin de evitar que se quemen.

El movimiento de los granos de maíz se hace por medio de una manivela que gira los brazos en el interior del aparato para remover el fondo y así garantizar la cocción de la mayor cantidad de granos posibles.

Este aparato es idóneo para las personas que le agregan sal a las palomitas de maíz, en vista de que permiten que este aderezo se adhiera bien a su superficie, en comparación con las que se preparan con mantequilla.

Palomiteros eléctricos

Son las máquinas automáticas que funcionan con energía eléctrica y que por lo general traen un diseño muy atractivo, con recipientes y tapas transparentes que nos permiten observar cómo se realiza el proceso de elaboración de las palomitas de maíz.

Suelen resultar muy divertidas cuando hay niños en casa, en vista de que ellos disfrutan mucho al ver cómo explotan los granos del maíz para convertirse en palomitas.

Además, son aparatos con los que podemos hacer grandes cantidades de palomitas para varias personas sin que tengamos que observar su funcionamiento con frecuencia.

Palomiteros de superficie caliente

Los palomiteros que funcionan a través de una superficie caliente son aquellos que tienen en la parte baja del recipiente una resistencia que se calienta rápidamente al conectarla a la electricidad. Requiere el uso de aceite para cocinar bien los granos del maíz hasta que abran completamente.

En este caso, el usuario tiene la obligación de mover el aparato con frecuencia para garantizar que se cocinen y abran todos los granos, evitando así que algunos queden crudos y se pierdan.

Como se emplean con aceite, podemos condimentar las palomitas de maíz con sal u otras especies de nuestra preferencia, tal como la mantequilla que combina muy bien con este confite.

Máquina de palomitas para uso profesional

Estos son los aparatos para hacer palomitas son más potentes, grandes y eficaces que existen en el mercado. Brindan la oportunidad de preparar grandes cantidades de este producto al mismo tiempo.

Esta máquina tiene la capacidad de mantener caliente las cotufas, por lo que suele utilizarse en los cines, colegios,  circos, las fiestas infantiles y grandes reuniones sociales. También puedes comprar un palomitero para uso doméstico, según lo que prefieran los usuarios.

El tamaño que tienen estos aparatos es bastante grande, por lo que exigen un espacio determinado para ubicarlos en un sitio en el que no estorben.

Máquinas de palomitas retro o de estilo vintage

Entre las máquinas para palomitas de maíz más atractivas que podemos observar hoy en día, están aquellas de diseño antiguo o vintage. Además, son un elemento decorativo muy interesante, en especial para los amantes del cine.

Una de las grandes ventajas que tiene comprar un palomitero  es que tienen un precio bastante bajo, por lo que son asequibles para cualquier persona.

Partes de un palomitero

Los palomiteros suelen variar mucho en relación con su diseño y mecanismo de funcionamiento. Sin embargo, entre las partes más comunes que conforman estos aparatos tenemos:

El recipiente

Es un cuenco o bol en el que se sirven las palomitas. Puede ser de plástico resistente o vidrio.

La base

En el aparato, resulta ser la parte más baja. Sobre la que se colocan los granos para preparar las palomitas. Es de aluminio en todos los modelos, en vista de que es un material que se calienta con rapidez.

El soporte

Es la parte externa del aparato sobre la que se asientan las piezas con las que funciona y le proporcionan la estabilidad necesaria.

El motor

Es la máquina que tiene por función emanar el calor necesario para que la base llegue a una temperatura tal que haga explotar los granos para convertirse en palomitas.

El ventilador

Es la pieza que tiene por función llevar a cabo la adecuada distribución del calor en la superficie de la máquina para que se cocinen todas las palomitas de manera uniforme.

La varilla de agitación para maíz

Es un elemento que se utiliza para para mover los granos de maíz que se encuentran en la base de la máquina para que se abran de forma adecuada, garantizando así que se cocine la mayoría de los granos.

El distribuidor de las especias

Es una pieza que poseen algunos modelos de palomiteros. Tiene como tarea facilitar al usuario el ingreso de especias como la mantequilla, o aderezos como la sal a las palomitas. Es ideal para preparar diversos tipos de producto.

Los botones o panel de control

Son los botones con los que se lleva a cabo el proceso de encendido o apagado del aparato; es decir, las piezas que se encargan de hacer que el motor funcione o se detenga.

La resistencia

Es la pieza que se calienta una vez que se enciende el palomitero. Está fabricada  de aluminio para soportar la mayor cantidad de temperatura y  los granos de maíz abran con facilidad.

El termostato

Es el elemento o pieza que tiene como función principal controlar el nivel de temperatura con el que funciona la máquina. Es decir, es el componente indispensable para garantizar la cocción adecuada de los granos de maíz.

¿Cómo limpiar mi máquina de palomitas?

Llevar a cabo el proceso de limpieza de una máquina para preparar palomitas de maíz es algo muy sencillo, pues basta con seguir los pasos que te mostramos a continuación:

  • Una vez que apagas el aparato, deja que la máquina se enfríe adecuadamente con todos sus componentes en su sitio. No aceleres este proceso ningún producto o agua, pues lo más adecuado es dejar que su temperatura disminuya por su cuenta y a su ritmo.
  • Mientras está en proceso de enfriamiento, desconecta el aparato de la corriente. Es mejor dejarlo descansar durante unas horas, incluso si es posible déjalo enfriar durante toda la noche.
  • A cualquier componente que sea extraíble como el fundidor de mantequilla, etc., debes quitarle la tapa una vez se enfríe. Lávalos a mano con agua caliente y usa un detergente no muy abrasivo. Puedes optar por un producto para lavar vajillas o aquel que recomiende el fabricante.
  • Bajo ninguna circunstancia se aconseja lavar las piezas eléctricas de estas máquinas, en vista de que pueden averiarla gravemente. Siempre es mejor usar un paño o esponja suave, pues las de acero pueden dañar y dejar marcas en la superficie del artefacto.
  • Cuando termines de lavar las piezas, déjalas reposar en un escurridor o sobre la encimera para eliminar  el exceso de agua.
  • La tolva puedes limpiarla usando un paño humedecido con agua.
  • No es adecuado enjuagar la cámara de elaboración por dentro porque puede causar una avería grave. Para asearla basta con pasarle un paño suave de microfibra o polar, el cual debe estar completamente seco.
  • Al culminar, coloca todas las piezas ya secas en el lugar adecuado para armar el aparato y almacenarlo en el lugar de costumbre. Procura mantenerla en un sitio seco, lejos de la humedad, para evitar el nacimiento y proliferación de hongos y otros microorganismos.
  • Cerciórate de que el cable de alimentación de electricidad está bien recogido, para evitar que quede suelto cuando guardes la máquina. De esa forma evitas que el enchufe sufra algún daño o avería. Incluso amárralo, si es posible, con el precinto que trae de fábrica.

Todos estos pasos debes seguirlos a cabalidad cada vez que utilizas tu aparato para palomitas de maíz. Así podrás conservarlo en buen estado y garantizar así que su vida útil sea tan larga como lo deseas.

¿Por qué mi máquina de palomitas no calienta?

Algunos electrodomésticos como los de hacer palomitas de maíz pueden dejar de calentar en la superficie de la base, lo que ocasiona una mala preparación del producto.

Esto puede deberse a diferentes causas, como el hecho de que el fusible térmico tenga alguna falla, si la máquina viene forrada con un material que es aislante.

De ser así, lo que se hace es someter el fusible a pruebas de conducción. Como se ubica pagado al cuerpo del aparato que emana el calor, es posible observar si por éste pasa la corriente. En caso de que eso no ocurra, significa que el componente se ha quemado y es necesario sustituirlo.

Si éste tiene conducción durante las pruebas, es necesario verificar su estado en el termostato, para determinar está dañado y es hora de reemplazarlo por uno nuevo.

En consecuencia, debes llamar a un técnico que tenga el conocimiento necesario para reparar el aparato. En caso que sea necesario  desarmarlo por completo hay que  hacer las pruebas de los suiches, los diodos, resistencia eléctrica, corriente, entre otros.

Todo ese procedimiento le permite al profesional identificar el problema y hacer loa  ajustes necesarios para hacer que el equipo siga funcionando de forma adecuada.

Si tu artefacto aún se encuentra en garantía, lo más adecuado es llevarlo al servicio de postventa a penas detectes que tiene una falla.  De esta manera, se le hará la respectiva revisión y las reparaciones  necesarias para que sigas disfrutando de las palomitas de maíz hechas en casa.