Comprar vitrocerámicas

Comprar vitrocerámicas es una alternativa bastante elegante para adornar tu cocina. ¿Te gustaría cocinar en las más modernas vitrocerámicas? Tenemos la solución para ti, porque en nuestra tienda online podrás conseguir las más hermosas y más avanzadas placas de cocina. 

Tenemos una amplia variedad en modelos y marcas, de enorme calidad; a los mejores precios del mercado, en comparación con otras tiendas. Lo único que debes hacer es ingresar a nuestro portal web oficial, y buscar tu vitrocerámica favorita, usando los filtros disponibles en cuanto a precio/potencia/calidad. 

Una vez que hayas elegido la vitrocerámica, entonces puedes culminar tu proceso de compra con nuestro sistema de pago online sumamente rápido y efectivo. Lo más interesantes de todo, es que no tendrás que salir de tu casa, ya que todo lo harás desde la comodidad de tu PC. 

Podrás comprar vitrocerámicas, con diferentes zonas de fuego y potencia, esperan por ti. Ingresa hoy mismo y consigue también nuestras increíbles ofertas, que sólo nuestra empresa te puede obsequiar. ¡Luce una cocina de ensueños con nuestras vitrocerámicas! 

¿Qué debo saber antes de comprar vitrocerámicas?

Lo que debo saber antes de comprar vitrocerámicas es de suma importancia para poder elegir la más adecuada a mis necesidades. Para ayudarte a elegir la ideal, queremos dejar una pequeña guía para que sepas qué vitrocerámica comprar, dependiendo de sus características y, lo más importante, de tus gustos y necesidades de cocina. 

Si no sabes por dónde empezar, entonces toma nota de los siguientes consejos que te damos a continuación:

Según el uso diario 

Cuando piensas en comprar vitrocerámicas deberás ser honesto con el uso diario que le vayas a dar. Si eres de los que cocina muy poco en casa, debido a una rutina de trabajo fuerte, entonces te recomendamos una más sencilla, sin tantas funciones y, por tanto, mucho más económica. 

En cambio, si en tu casa son una familia numerosa, y la cocina se enciende tres veces al día o más, entonces te recomendamos una grande, cómoda, con diferentes potencias y focos de fuego. De esta forma, tendrás una vitrocerámica ideal a tu estilo de vida. 

Según el espacio en la cocina 

Es fundamental que antes de comprar vitrocerámicas, evalúes y midas el espacio disponible en tu cocina para llevar a cabo el proceso de instalación de forma correcta. 

Entonces, según el espacio que tengas, podrás elegir el tamaño ideal de tu placa de cocina. Siguiendo este orden, no te llevarás sorpresas o malos ratos, además que no tendrás que lidiar con devoluciones. 

Según el tamaño de la vitrocerámica

Este es una característica que no puedes olvidar, ya que dependiendo del tamaño de tu cocina. Podrás elegir el tamaño adecuado de la vitrocerámica. En términos generales, aquellas vienen en una presentación de tamaño estándar de 59cm ancho x 52cm de largo. 

Sin embargo, dependiendo la marca que desees comprar, el modelo y la necesidad que tengas en casa, podrás encontrar diferentes tamaños. En este sentido, las medidas conocidas hasta los momentos son de 60, 70, 80 y 90 cm. 

Existen algunas un poco más grande de 90 cm, pero son realmente raras de encontrar. Ya que en una cocina no se tiene tanta necesidad como para tener una placa de cocina así de grande. 

Según el número de focos de la vitrocerámica

Cada modelo de vitrocerámica es diferente no sólo en forma; sino también en potencia, tamaño, y focos de fuego para cocinar. Este último aspecto lo debes considerar, ya que puedes elegir unas con mayor o menor número de fuegos, dependiendo al uso y la cantidad de comida que cocinas. 

Las pequeñas, por ejemplo, tienen de uno a dos focos de fuego máximo. Son ideales para apartamentos y familias pequeñas, como parejas, o personas solteras, estudiantes universitarios, etc. 

En cuanto a las de tamaño estándar, te podemos decir que son las que mejor se adaptan a cualquier dinámica de cocina, es decir, para familias grandes o pequeñas. Este tipo de placas cuentan con tres o cuatro focos de fuego máximo, por lo que son cómodas de utilizar. 

Finalmente, las grandes o de gran formato, son ideales para familias grandes, o incluso para pequeños restaurantes. Este tipo de placas tienen 5 o más de 6 focos de fuego, por lo que puedes preparar una cantidad de comida bastante grande y variada. 

Tipos de vitrocerámicas

Tipos de vitrocerámicas son los tipos de placas para cocina que existen. Cada una cumple funciones distintas, tienen ventajas y otras características. 

De esta forma, podrás tener completa la información para que hagas una compra inteligente, acorde a tus necesidades, gustos, y sobre todo, presupuesto. Recuerda que a través de nuestra tienda virtual, puedes escoger la vitrocerámica de preferencia y realizar tu pago 100% online y seguro. 

Vitrocerámicas eléctricas 

Es el tipo con más demanda en el mercado, ya que comprar vitrocerámicas eléctricas ofrece la ventaja de una fácil instalación. Y vienen en diferentes tamaños y modelos. Este tipo de vitrocerámicas utiliza resistencias eléctricas para generar el calor de manera uniforme. 

Aunque suelen ser más costosas que las de gas, el mantenimiento de las mismas es mucho más sencillo que las placas de gas. Otra ventaja de este tipo de vitrocerámicas es que pueden ser portátiles, sobre todo las pequeñas, que tienen un foco o dos. 

En otras palabras, puedes adquirir una eléctrica portátil y llevarla a cualquier lugar, sobre todo si debes mudarte constantemente, eres estudiante, y no tienes aún un lugar fijo donde estar. 

Vitrocerámicas de gas 

Este tipo de vitrocerámica tiene un sistema mucho más básico y conocido por todos. Si vas a instalar una de gas por tu cuenta, ten en cuenta que el gas esté desconectado al momento de la instalación, para que no exista ninguna fuga.

Una de las ventajas es que su sistema de gas es mucho más económico, es decir, el gasto energético no es tan grande. Es una opción ideal para familias grandes, en donde se cocine en grandes proporciones. 

Vitrocerámicas convencionales o radiantes 

Son las primeras que salieron al mercado, y por lo tanto, cuando vas a comprar vitrocerámicas estas resultan ser las más clásicas. Tienen un sistema que irradia calor a las zonas que se encuentran a su alrededor. En este sentido, utilizan resistencias que le permiten aumentar la temperatura. 

Vienen fabricadas en excelentes materiales resistentes, por lo cual son ideales para cocinar sobre ellas con cualquier tipo de ollas o recipientes. En nuestra tienda online podrás observar todos los modelos disponibles, de diferentes tamaños y colores. 

Vitrocerámicas de inducción 

Este tipo de vitrocerámicas tiene un sistema muy distinto a los anteriores para producir calor, ya que contiene unas bobinas interiores que generan campos o energía electromagnética. 

En este sentido, sólo los recipientes ferromagnéticos pueden calentarse, ya que este material, al entrar en contacto con los campos electromagnéticos produce el aumento de la temperatura. 

Muchos prefieren este tipo de placa de cocina ya que ahorran mucha energía, se calienta de manera rápida, y muchas otras características, como por ejemplo, si derramas un líquido sobre su superficie, este no se quema, así que puedes limpiar fácilmente.

Vitrocerámicas mixtas 

Este tipo de vitrocerámicas son muy utilizadas hoy en día ya que combinan hasta dos sistemas distintos de cocción o de producción de calor. Entre las combinaciones que se encuentran disponibles: placas de inducción y de gas, placas eléctricas y de gas, placas eléctricas y de inducción. 

Al contar con varios sistemas en uno, el costo es un poco más alto que otro tipo de vitrocerámicas, y de igual forma, el proceso de instalación es un poco más delicado que los demás. Sin embargo, es una excelente opción para aquellos más exigentes a la hora de cocinar. 

Ahora que conoces un poco más sobre los diversos tipos que existen, que harás cuando quieras comprar vitrocerámicas nuevas para tu cocina.

¿Cómo usar una placa vitrocerámica?

Usar una placa vitrocerámica para cocinar en ellas es de lo más sencillo del mundo. Todas cuentan con un panel de control totalmente digital; por lo que te vas olvidar de perillas y sistemas de encendido obsoletos. Por otro lado, calientan uniformemente y rápido, es decir, la comida estará lista en cuestión de minutos. 

Ahora bien, también debes saber que requiere ciertos cuidados y atenciones, para evitar cualquier tipo de avería o daño. Puedes limpiarla con paños húmedos, pero sin utilizar productos abrasivos, que puedan dañar el material de la misma. 

También te recomendamos utilizar siempre ollas de fondo plano o llano, para que así puedan calentarse de manera correcta. Si se derrama algún líquido mientras cocinas, deberás limpiar de forma inmediata mientras la placa aún está caliente. Finalmente, recuerda que la debes apagar después de haber cocinado tus platos favoritos. 

¿Cómo distinguir a una encimera vitrocerámica a una de inducción?

Distinguir a una encimera vitrocerámica a una de inducción es una pregunta que muchos clientes se hacen a la hora de comprar una nueva placa de cocina. Aunque ambas son idénticas en cuanto a forma, y diseño, realmente es muy sencillo diferenciarlas, siempre y cuando preguntes el sistema de calor que tiene cada placa, de esta forma sabrás de qué tipo es. 

Las vitrocerámicas son las más clásicas y por tanto tienen un sistema de producción de calor básico, a través de corriente o gas, mientras que las placas de inducción producen calor a través de campos electromagnéticos que sólo se encienden al contacto con un recipiente metálico. 

¿Cuál es el consumo de una vitrocerámica?

El consumo de una vitrocerámica convencional es mucho más económica que una de inducción, esta última te permitirá ahorrar mucha más energía que la primera. Para traducirlo a números, las placas de inducción emiten 360gr de CO2 x kWh, mientras que las vitrocerámicas emiten 450gr CO2 x kWh. 

Podemos decir que aquellos que quieran adquirir una de inducción deben pensar que están haciendo una inversión a largo plazo, ya que les permitirá ahorrar mucho dinero gracias al consumo de energía tan bajo que tiene. 

Sin embargo, cualquiera de las dos es una excelente opción para renovar tu cocina, y unirte a lo nuevo en tecnología de cocinas. Recuerda que puedes ingresar a nuestra tienda y comprar vitrocerámicas la ideales para ti. 

¿Cómo instalar una placa vitrocerámica?

Instalar una placa vitrocerámica en cualquiera de sus modelos, presentaciones, tamaños, o tipos, facilita la cocción de múltiples comidas, lo hace de forma rápida, y lo mejor de todo, no vas a pasar horas limpiando.

Entonces, si has decidido cambiar la encimera de tu cocina por una vitrocerámica, has elegido bien, y seguramente vas a necesitar saber cómo instalarla. Si no tienes conocimientos en electrodomésticos, no dudes en llamar a un técnico que pueda ayudarte. 

Sabemos que la vas a disfrutar muchísimo, gracias a lo fácil que es limpiarla, cocinar en ella, cuidar tus ollas, ya que jamás se quemarán. Así que sin más, te dejamos este pequeño paso a paso, para que aprendas a instalarla por ti mismo 

  1. Primeramente, deberás limpiar toda el área en donde colocarás tu vitrocerámica, y tener a la mano todos los elementos, herramientas, tornillos y demás piezas para que no te falte nada. 
  2. Asegúrate de contar con el espacio adecuado para instalar la placa de cocina, para ello puedes utilizar un medidor. Una vez realizado esto, entonces procede a sacar de su empaque la vitrocerámica y seguir las instrucciones que trae consigo. 
  3. Desconecta la fuente de energía principal o de gas, dependiendo del tipo de vitrocerámica que hayas comprado, para evitar cualquier accidente. 
  4. Con un destornillador comienza a colocar correctamente todas las piezas de sujeción que traerá tu vitrocerámica. Este paso no tiene mayor complicación. 
  5. Conecta los cables del sistema de calentamiento con paciencia y siguiendo las instrucciones del manual de instalación, ya que cada vitrocerámica viene con cables distintos, unos más sencillos de conectar que otros. 
  6. Finalmente, conecta el cable principal al enchufe de tu cocina. También deberás encender la fuente de energía de tu casa, y probar que la vitrocerámica haya quedado conectada correctamente, y caliente de manera uniforme. 

¿Cómo evitar daños en la placa de cocción vitrocerámica?

Evitar daños en la placa de cocción vitrocerámica requiere de tener en cuenta ciertos cuidados a la hora de su uso, para así evitar daños a ella y así nos dure mucho más tiempo.

  • No usarla como mesa de cocina. Es primordial no colocar cosas pesadas que puedan dañar la superficie, ni cortes comida incluso, si usas tabla para picar, la fuerza y presión usada para ello puede dañar su cristal.
  • No condimentes ni prepares cosas frías encima de ella. La sal y pimienta pueden rayar el cristal sin darte cuenta, al igual que el azúcar.
  • Asegúrate siempre de que las ollas o sartenes no tengan nada adherido antes de colocarlas a calentar, porque cualquier resto de comida o material en ella puede rayar la vitrocerámica.
  • Cocina cuidadosamente. No muevas o agites la sartén mientras está en contacto con la vitrocerámica y peor aún si está prendida, esto puede generar daños a las placas de cocción. 
  • Mientras cocinas, ten buenos hábitos de limpieza, apenas puedas limpia los líquidos que se han derramado y siempre haz una limpieza rápida al terminar cada comida.
  • Siempre espera hasta que este fría la cocina para limpiarla, nada de empezar cuando aún tiene temperatura alta, además de ser peligroso puede dañar el material.
  • Usa sartenes y ollas especiales para esta clase de cocina.

¿Cómo limpiar la encimera vitrocerámica?

Limpiar la encimera vitrocerámica es fácil, este cuidado en la limpieza es muy sencillo usando los materiales y productos adecuados, prueba las distintas formas y escoge la que te vaya más cómoda, sigue estos consejos para que tu vitrocerámica quede siempre como nueva.

  • Antes de hacer cualquier tipo de limpieza debes saber que deberás usar utensilios de limpieza suaves, como paños, esponjas y guantes suaves, nada de metal que pueda rayar la superficie, lo único permitido sería una cuchilla especial para retirar la comida quemada. 
  • Existen limpiadores especiales para la vitrocerámica en el mercado, los cuales son suficientemente abrasivos contra los restos de comida que van quedando, pero no perjudican la superficie de la cocina.
  • Junto a estos limpiadores y un buen paño o esponja suave pásalo por la superficie y si queda algún resto duro e incrustado puedes usar la cuchilla especial para este tipo de cocina y quitarlas.

Y si no quieres gastar en productos de alto costos especiales para estas encimeras, un poco de vinagre blanco o bicarbonato harán el trabajo de limpieza muy satisfactoriamente.

  • Con todas las estufas apagadas, esparce vinagre blanco mezclado con agua por toda la vitrocerámica y déjala actuar por unos minutos, luego retira con un paño.
  • Para usar el bicarbonato puedes esparcir una pequeña capa sobre la encimera de vitrocerámica y colocar paños con agua tibia encima por varios minutos, luego procede a retirar el bicarbonato
  • Para finalizar termina pasando un paño con vinagre como si le estuvieras sacando brillo para que quede pulida y lista para usar.

Otros consejos a la hora de la limpieza que te pueden ayudar:

  • Si no cuentas con la cuchilla especial puedes optar por una buena hojilla para afeitar y usarla cuidadosamente para sacar los restos duros y quemados de la superficie.
  • Para manchas más difíciles puedes poner limón encima y esperar unos minutos para que haga efecto, luego retiras.

Al seguir todos estos consejos y limpiarla constantemente tu vitrocerámica tendrá más tiempo de vida útil.

¿Se puede usar cualquier sartén en una vitrocerámica eléctrica?

No se puede usar cualquier sartén u olla para la vitrocerámica. Esta requiere de utensilios aptos y con materiales específicos para estas cocinas.

No cualquier material sirve para este tipo de cocinas. Ya que usan un campo magnético para cocinar, las ollas y sartenes a usar deben ser de materiales que la vitrocerámica pueda detectar.

Así que, las ollas o sartenes a usar, tienen que ser de materiales ferromagnéticos como el acero y el hierro.

¿Cómo saber si un sartén o recipiente es apto para las placas de cocina?

Las ollas y sartenes que son aptas para trabajar en las vitrocerámicas vienen identificadas en su empaque a la hora de comprarlas; en este sentido, si son aptas para este tipo de cocina podrás visualizar símbolo acompañado de la palabra “Inducción”.

Si ya tienes utensilios que usabas con cocinas anteriores puedes saber si es apto colocándole un imán en la base, si este se adhiere significa que está hecha de un material idóneo.

Aunque también deben ser con fondo plano, liso y grueso, para que puedan estar firmes sobre la superficie lisa que caracteriza estas cocinas.  No uses utensilios con bases curvas ya que te pueden rayar el cristal, ni nada de recipientes de barro o afines.

Averías comunes de las vitrocerámicas

Las averías que mayormente muestran las vitrocerámicas son las siguientes:

  • No Calienta. Esto lo causa la placa cuando normalmente ya tiene tiempo y deja de funcionar o tardo mucho en calentarse, puede ser por que los controles para prenderla están en mal estado o un fallo eléctrico interno.
  • Cristal Roto. Es producido por algún golpe dado al cristal de la vitrocerámica. Si llega a aparecer una grieta lo mejor es no cocinar pues si llega estar expuesto a algún líquido esto puede causar un cortocircuito.
  • No detecta la olla. Esto puede ser producto de un sensor de inducción en mal estado.
  • Se apaga solo. Puedes estar en medio de la receta cocinando, pero esta se apaga sola, los motivos pueden ser la avería en distintas partes, en los termostatos, la placa de control, el enchufe, etc.

Si cualquiera de estas averías te ocurre, no dudes en consultar el manual y llamar a los técnicos apropiados para el trabajo. Como precaución apaga la vitrocerámica y espera a que sea reparada antes de volver a usarla. Y si tu producto no tiene reparación, te recomendamos comprar vitrocerámicas con nosotros que ofrecemos garantía de hasta 2 años.