Comprar yogurtera

Comprar una yogurtera es una de las mejores opciones que puedes tener si quieres consumir uno de los más sanos  alimentos como lo es el yogurt. Este proporciona una gran cantidad de beneficios para el organismo por las propiedades de los ingredientes con los que se prepara.

Comprar Yogurtera

Muchas personas prefieren elaborar su propio yogurt en casa y así establecer un control de ese proceso, acompañándolo con otros alimentos naturales como frutas y frutos secos para obtener una combinación deliciosa.

Como el yogurt es un producto que se realiza por medio de la fermentación de sus ingredientes, suele requerir mucho tiempo para lograrlo de forma natural. Comprar una yogurtera acorta este lapso gracias a que calienta la mezcla a la temperatura idónea para lograr un resultado cremoso y delicioso.

¿Qué yogurtera comprar?

A la hora de decidirnos por  comprar una yogurtera para preparar este fabuloso alimento en casa, es necesario que consideres una serie de aspectos importantes, en función de elegir aquella que más se adapta a nuestros hábitos de consumo y costumbres.

Entre los factores que determinan la adquisición de un aparato de este tipo, los que más destacan son los siguientes:

La cantidad que prepararás

Dependiendo de la cantidad de yogurt que elaborarás será el tamaño del aparato que debes elegir. Por lo general, el estándar que  permite preparar hasta un litro,  equivale a ocho raciones de 125 ml cada una. Mientras que las más grandes facilitan la preparación de 12 yogurts de 250 ml o 150 ml.

Decídete por comprar una yogurtera que se adapte muy bien al volumen de yogur que elaborarás, pues de esa forma evitas desperdiciar energía eléctrica e ingredientes.

El temporizador

El temporizador en una yogurtera se encarga de hacer que el aparato se apague automáticamente, una vez que culmina el proceso de fabricación del producto.

Los artefactos más económicos son los que prescinden de este elemento. Sin embargo, lo más recomendable es seleccionar uno que sí lo posea, en vista de que facilita su uso al no tener que preocuparnos o ajustar nuestro horario para apagarlo.

Mecanismo de enfriamiento

Cuando la máquina termina con el proceso de fermentación, es necesario enfriar la mezcla, pues de lo contrario obtendrá un sabor un poco agrio. Precisamente algunas yogurteras vienen equipadas con un mecanismo que le permite hacer este trabajo de forma automática.

Esto hace mucho más sencilla y fácil la preparación del yogurt, en vista de que basta con extraerlo del aparato y colocarlo de una vez dentro del refrigerador. Por supuesto, eso provoca un aumento en el precio del electrodoméstico, pero es una inversión que vale la pena hacer, en pro de nuestra comodidad.

Con o sin tarros de cristal

Si en tu casa son varias las personas que consumen el yogurt, lo más adecuado es inclinarse por comprar una yogurtera   que venga con los tarros de cristal. Esta permite vertir el líquido para que se fermenten adecuadamente dentro del artefacto.

En caso  que quieras comprar una yogurtera que permita hacer este producto y consumirlo  de forma individual, puedes optar por un modelo sin estos tarros, el cual lo compacta  en un recipiente único.

Mantenimiento y limpieza

Estos aparatos suelen requerir una limpieza frecuente para evitar que se proliferen las bacterias en las piezas que entran en contacto con la leche. Es por ello, que lo más idóneo es optar por comprar una yogurtera  con una estructura pueda desarmarse e introducirse en el lavavajillas.

Facilidad para utilizarla

Es importante que antes de comprar tu yogurtera indagues acerca de la forma como funciona. Podrás inclinarte por aquella que puedas manejar con facilidad, pues en el mercado actual existen versiones con tecnología muy avanzada y otras muy sencillas.

El Precio

Aun cuando el costo que tienen estos artefactos es bastante bajo, el precio suele oscilar entre los 20 euros y los 100 euros o más, dependiendo de la cantidad de funciones que poseen, la marca que las fabrica, la capacidad, entre otros.

¿Cómo funciona una máquina de hacer yogures?

Todos los electrodomésticos ideales para elaborar yogurt casero tienen un funcionamiento bastante sencillo. Este se encarga de conservar una temperatura entre los 38°C y los 40°C durante unas seis a doce horas. Durante este  lapso  se lleva a cabo la fermentación.

Estos aparatos jamás pueden llegar a una temperatura superior, porque provocaría que los fermentos y las bacterias presentes en el líquido no cuajen de forma adecuada.

Una vez que se introduce la leche y los fermentos en el o los recipientes y se colocan en el artefacto, basta con pulsar el botón para que empiece a trabajar en la fermentación. Este proceso  comienza a darse desde la sexta hora, por lo que en casi todas las recetas se recomienda dejarla unas ocho horas para asegurarse que cuaje bien.

Es indiferente si se utiliza leche descremada o completa, en vista de que eso no afecta ni la máquina ni el proceso de fermentación. En cuanto al fermento láctico puedes usarlo en polvo o prescindir de éste para obtener un resultado 100% natural.

Cuando han pasado las 8 horas, se extrae el yogurt y se le agrega algún complemento como frutas, sirope, granola, pasas, mermelada, entre otros. Puedes conservar el producto durante unos 10 días aproximadamente dentro del refrigerador y bien tapado.

En caso de que la yogurtera no venga equipada con un temporizador, es recomendable comprar este aparato aparte, a fin de contar con la confianza de que nos avisará cuando se haya cumplido el tiempo de fermentación del yogurt. De esa forma evitamos posibles accidentes que afecten el resultado del producto.

¿Cómo limpiar yogurtera?

Tal como ocurre con otro tipo de electrodomésticos, una vez que se prepara y extrae el yogurt, puedes desmontar las piezas y los tarritos o el recipiente para colocarlos dentro del lavavajillas. Mientras que la máquina como tal puedes limpiarla con un paño humedecido con agua y un poco de desinfectante. Luego debes pasar otro paño seco y suave.

No es recomendable utilizar productos limpiadores con olor fuerte a la hora de asear correctamente estos aparatos, en vista de que eso puede provocar una alteración en el sabor del yogurt o el proceso de fermentación de los líquidos.

¿Cómo usar yogurtera?

Utilizar un aparato para preparar yogurt en casa es algo muy fácil y sencillo, en vista de que basta con seguir algunos pasos de forma correcta, tales como:

Mezcla la leche que puede ser completa, descremada, de soja, de almendras o de coco. Estas últimas son ideales para las personas que tienen intolerancia a la lactosa o llevan una dieta saludable y vegana) y el fermento láctico en polvo en un recipiente.

Posteriormente, debes proceder a rellenar los tarritos del aparato con la mezcla e introducirlos en la yogurtera y ponerla en marcha. El proceso de fermentación puede durar entre ocho y doce horas aproximadamente.

Una vez que se cumple el lapso de la fermentación, es necesario dejar enfriar el producto a una temperatura ambiente. Para ello es tienes que dejar el o los recipientes en un lugar fresco y sin tapa.

Cuando ya el yogurt está frío, lo colocas dentro del refrigerador durante unas cuatro horas como mínimo.

Limpia adecuadamente la máquina, desconéctala del toma de corriente y ubícala en el lugar en el que sueles mantenerla almacenada.

Ventajas de tener una yogurtera en casa

Existen muchas ventajas interesantes de las que podemos disfrutar al contar en casa con una yogurtera, entre las que podemos mencionar:

  • Nos permite preparar la cantidad de yogurt que deseemos, en función de la capacidad que tienen sus recipientes.
  • Puede ser utilizada todos los días para preparar el yogurt como merienda para niños y adultos.
  • Nos ayuda a cumplir con una alimentación balanceada y saludable.
  • Representan un ahorro de dinero, en vista de que es más económico preparar el yogurt en casa que comprarlo en un supermercado.
  • Resulta muy útil y funcional para hacer una distribución adecuada de las vitaminas y proteínas propias de los ingredientes que tiene el yogurt.
  • Según los gustos del usuario, accede a la preparación de forma más fácil del yogurt en un solo bloque o en porciones.
  • Se calienta a una temperatura idónea para la elaboración del producto en poco tiempo, permitiendo así que la fermentación se lleve a cabo de forma adecuada.
  • Algunas máquinas vienen con un temporizador, que facilita mucho su uso, pues una vez que se enciende el usuario se desentiende del proceso de inspección porque el aparato se apaga automáticamente.
  • En poco tiempo inicia el proceso de fermentación.
  • La preparación del yogur requiere el uso de pocos ingredientes.
  • Permiten consumir un producto de calidad, 100% natural, sin aditivos ni conservantes, beneficiando así el organismo de las personas que lo consumen.
  • Facilita al usuario la preparación de un yogurt con ingredientes de la calidad que prefiere el usuario, quien tiene la potestad de controlar lo que consume.
  • Son aparatos que vienen con una gran variedad de accesorios como los recipientes o tarritos de vidrio, paletas para mezclar, entre otros.
  • Cuentan con recipientes de vidrio en los que se fermenta el yogurt. Dicho material permite a los ingredientes conservar la totalidad de sus propiedades nutricionales, ayudando a mantener en perfecto estado el producto.
  • Pueden ponerse en funcionamiento durante la noche, en vista de que requieren varias horas para alcanzar una fermentación adecuada.
  • Al momento de limpiar, son electrodomésticos que facilitan la tarea. Sus recipientes pueden lavarse en el lavavajillas.
  • La máquina ayuda a proteger los lactobacilos y las bacterias que resultan beneficiosas para el organismo y son las que le proporcionan al yogur la textura y clamosidad que le caracteriza.
  • Ayuda a que el yogur cuente con un nivel de acidez adecuado.
  • Permiten la preparación de yogur a base de cualquier tipo de leche (de origen animal o vegetal).
  • Todos los modelos resultan bastante económicos, en comparación con otro tipo de electrodomésticos.
  • Se encuentran con facilidad en las tiendas de electrodomésticos, supermercados y multitiendas.
  • Son electrodomésticos que no representan un alto consumo de energía eléctrica, por lo que no te harán gastar más dinero por este servicio.

¿La yogurtera permite la preparación de helados?

En realidad, una yogurtera no es un electrodoméstico con el que se pueden preparar helados de yogurt, en vista de que está diseñada específicamente para fermentar la mezcla que da origen a ese producto.

Contrario a lo que hace una heladera, este aparato funciona a una temperatura por encima de los 35 grados centígrados. Precisamente por esa razón no puede usarse para preparar halados.

En todo caso, lo que puedes hacer como usuario es preparar el yogurt en la máquina. Una vez que esté listo y frío, en vez de introducirlo al refrigerador lo extraes del recipiente de vidrio, vertiéndolo en otro de plástico y lo introduces en el congelador.

Si lo prefieres,  agrega algún complemento como el sirope, trozos de frutas, caramelo, entre otros ingredientes que combinan bien con la mezcla y luego lo colocas a enfriar.

¿A qué temperaturas trabajan las yogurteras?

El yogurt es un alimento que se prepara con las bacterias que están presentes en los fermentos lácticos. Estas se mezclan con la leche, luego las dejas  fermentarse para obtener una  textura cremosa.

Para que  esto ocurra naturalmente suele requerir mucho tiempo. Si quieres acortarlo puedes  comprar  las yogurteras, que trabajan a una temperatura alta y aceleran el proceso de la fermentación.

Es por ello que estos aparatos suelen funcionar a una temperatura de 40 grados centígrados aproximadamente, que es idónea para mantener vivas las bacterias beneficiosas para el organismo.

Sin embargo, es importante tomar en cuenta que este artefacto debe usarse en lugares que no sean cálidos y donde el aire fluya constantemente. Incluso algunos expertos aconsejan no utilizarlo durante los días de verano, porque puede afectar considerablemente la fermentación y  la mezcla no cuaja adecuadamente.

En caso de que utilices tu máquina de yogurt en un lugar muy caluroso puede ser que el proceso de fermentación requiera un tiempo menor a las ocho o diez horas que exige normalmente. Según los expertos lo mejor es ponerla a funcionar durante la noche, cuando la temperatura ambiente tiende a reducirse.

¿Cuánto tiempo se necesita para hacer una bandeja de yogur casero?

El tiempo que tarda un artefacto para preparar una bandeja de yogurt depende de diversos factores como el tipo de ingredientes que se usa, la cantidad que se elabora y la temperatura del ambiente en el que se usa.

Sin embargo, todos estos aparatos inician el proceso de fermentación de la leche a partir de la sexta hora de estar en funcionamiento. Por tanto, nunca un yogurt estará listo antes de este lapso.

Por tanto, según las condiciones de preparación y el tipo de máquina que se emplea para preparar el yogurt, este producto puede estar listo en un plazo que oscila entre las seis y las doce horas.

Esa es la razón por la que siempre se recomienda comprar uno de estos aparatos que venga equipado con un temporizador. Así, si nos olvidamos que la dejamos en funcionamiento no hay problema, pues se apagará al terminar su trabajo.

¿Qué pasa si el yogurt se cocina de más?

En caso de que estemos usando una yogurtera sin temporizador y nos olvidemos que la dejamos funcionando el resultado final no será el esperado, pues cuando se cocina de más la leche y los fermentos lácticos la textura no será cremosa sino todo lo contrario.

Esto se produce como consecuencia de la muerte de las bacterias presentes en el fermento láctico, que son las que se encargan de hacer que el líquido cuaje de manera correcta.

Aunado a ello, el sabor del yogurt también sufre una alteración, en vista de que su grado de acidez alcanza unos niveles más altos, por lo que no resulta muy agradable a la hora de consumirlo.

Todo esto trae como consecuencia que tengamos que desechar el producto final, en vista de que ni la textura ni el sabor son los adecuados.

¿Hay que tapar los tarritos de cristal mientras se cocina el yogurt?

Por supuesto que no. En todos los manuales de uso de las máquinas para hacer yogurt recomiendan no tapar los tarritos de cristal antes de introducirlos en el aparato.

Esto se debe a varias razones; por ejemplo, una de ellas es que si se tapan pueden alterarse algunas propiedades alimenticias de la leche. Además, puede afectar la fermentación de la mezcla, al provocar una variación en las bacterias que proporcionan la textura cremosa propia de este producto.

Por consiguiente, tapar los recipientes en los que se prepara el yogurt conlleva a la obtención de un resultado no esperado por parte del usuario, en vista de que solo se les coloca tu tapa a la hora de introducirlos en el refrigerador.

Recuerda que como los frascos son de vidrio, no puedes meterlos en el congelador a la hora de preparar los helados, en vista de que eso los hace estallar. Siempre debes cambiarlos a recipientes de plástico para evitar un accidente indeseado.

¿Es mejor tener una yogurtera con varios tarros de cristal o una con un solo recipiente?

En realidad, este aspecto depende mucho de lo que prefiera el usuario de la máquina para hacer yogurt en casa en relación con el destino que proporcionará al producto final.

Si varias personas consumen el producto (todos los miembros del hogar) con productos diferentes como las frutas, los frutos secos, entre otros ingredientes, lo mejor es decidirse a comprar un aparato que traiga varios tarritos de cristal.

Ahora bien, en caso de que lo prepare para su consumo de manera individual es factible comprar una yogurtera que venga con un solo recipiente.

En todo caso, es mejor tener en el hogar un aparato para hacer yogurt natural que cuente con varios recipientes. De esta manera, se puede ofrecer este alimento a varias personas en una merienda y tienes la oportunidad de servirlo con mayor facilidad.

¿Qué pasa si alguno de los tarros de cristal se rompe?

Si el tarro de cristal se rompe dentro de la yogurtera y ésta se encuentra en funcionamiento, lo mejor es detener la máquina. Luego procede a limpiarla de forma correcta.

Interrumpir el trabajo del equipo puede provocar una alteración en el proceso de fermentación, afectando así el resultado final. En consecuencia, la textura no será tan cremosa como lo deseamos, porque la mezcla debe comenzar de nuevo dicho proceso.

Lo mejor en estos casos es comprar un tarrito de repuesto, según el modelo y la marca del aparato (los tamaños pueden variar de un artefacto a otro). Así podrás continuar  preparando la misma cantidad de yogurt, al que estás acostumbrado.

Si el recipiente sufre una rotura durante su manipulación, nos quedaremos con un poco de la mezcla que hemos preparado para hacer dicho alimento.

Bajo ninguna circunstancia se recomienda sustituir el tarrito de vidrio por otro, que no sea diseñado especialmente para la máquina. Por lo general, el material con el que están fabricados tiene la capacidad para soportar ciertos grados de temperatura.

La mayoría de las empresas que venden estos aparatos suelen ofertar los recipientes de vidrio, que sirven como repuesto. Solo tienes que identificar sus dimensiones para comprar el adecuado.

Comprar una yogurtera es una decisión muy acertada, en especial para las personas que llevan un estilo de vida y alimentación saludable. Este producto es muy beneficioso para el organismo y puede ser usado para elaborar otro tipo de alimento con la misma consistencia para las  dietas.

Esperamos que esta guía de compra sirva  para que tomes la decisión más acertada a la hora de llevar este tipo de máquina. Esta  ayudará  hacer yogurt en casa, de una forma más fácil y rápida, en función de tus necesidades y hábitos de consumo.